miércoles, septiembre 25, 2019

Inmigrante hondureña muere ahogada con su hijo de 2 años en el Río Bravo

Idalia Herrera, de Honduras, falleció ahogada con su hijo Iker de 2 años al intentar cruzar el río Bravo rumbo a Carolina del Norte, donde vive su esposo Elmer Córdova.

https://www.telemundo.com/noticias/2019/09/17/en-su-ultimo-mensaje-le-dijo-su-esposo-que-tenia-miedo-pero-cruzo-el-rio-murio

Como siempre , las principales víctimas del problema de la inmigración de indocumentados a Estados Unidos son los propios inmigrantes.

Estados Unidos necesita empleados. Los inmigrantes necesitan trabajos. Parecería una excelente combinación.

El problema es que la inmigración se ha politizado en Estados Unidos, y nadie quiere solucionar el asunto.

Sería relativamente simple crear una visa de trabajo temporal para empleos no profesionales, que se pudiera renovar cada dos años.

Al cabo, ¿qué es lo que casi siempre dicen los inmigrantes latinoamericanos cuando emigran a EE.UU.?

"Voy a ir a trabajar sólo por uno o dos años, para juntar dinero, y me regreso".

Eso siempre fue así desde el siglo 19.

Fue hasta que Estados Unidos comenzó a politizar la inmigración cuando los inmigrantes comenzaron a morir y a no volver a sus países, al ver lo difícil que era cruzar.

Esto se pudiera solucionar con relativa facilidad.

Estados Unidos podría facilitar el ingreso de trabajadores temporales de manera legal.

Y los gobiernos latinoamericanos también podrían hacer su parte, estimulando las economías de sus países para fomentar el empleo y los salarios dignos.

Pero no.

Los políticos de ambos lados de la frontera necesitan villanos, y por esto les encanta usar a los indocumentados como chivos expiatorios, para atraer votos de los electores menos informados y más temerosos.

Y estas son las consecuencias.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario