martes, junio 04, 2019

Hola, mundo, nos reinventamos: Bienvenido el "Pinch' Periodista"



Hola mundo. Hemos estado fuera de circulación por algún tiempo.

Pero no nos vamos: Evolucionamos.

Desde las Entrañas del Monstruo va a evolucionar hacia otras plataformas, para incluir más temas, no sólo migratorios o de Estados Unidos-México, aunque seguiremos mencionándolos.

Así que les invitamos a seguirnos de ahora en adelante con nuestra nueva "marca":  "Pinch' Periodista".

Que es, casualmente, uno de los motes que más he escuchado referidos a mi persona.

Sobre todo seguido de "...vendido!" o "...chayotero!" o "...prianista!" o todo lo que a usted se le pueda ocurrir.

Así que de tanto escuchar el insulto de "¡Pinch' periodista!", como que le agarré un cariño especial, y lo voy a usar de ahora en adelante como nombre de guerra.

La contracción "Pinch' " en vez de "Pinche" es idea de última hora, para darle cierto "caché", con su apóstrofe fanco-anglosajón y todo.

Tomé como mío este insulto, recordando la famosísima frase del enano Tyrion Lannister de la serie de TV "Juego de Tronos" ("Game of Thrones"), cuando le respondió a Jon Snow al quejarse éste último de que la gente siempre lo insultaba por ser un bastardo:

"Nunca olvides lo que eres. El resto del mundo no lo hará. Llévalo como una armadura y nunca podrá ser utilizado para hacerte daño".

("Never forget what you are. The rest of the world will not. Wear it like armor, and it can never be used to hurt you.")

"Pinch" también tiene un doble sentido: significa "pinchar" en inglés, pero también "un poquito" o "una pizca", o inclusive una crisis.  Me encanta este tipo de juegos de palabras en distintos idiomas.

Hace años, en Florida, un viejo lobo del periodismo americano escuchó atento cuando le conté que ya no hallaba cómo cubrir las noticias de una manera equilibrada y justa, pues recibía muchas críticas de los lectores y hasta de los propios entrevistados.

"La gente conservadora sigue acusándome de ser 'periodista de izquierda', mientras que la gente de izquierda me ataca tachándome de ser un 'periodista de derecha'", le confesé un tanto frustrado.

El viejo periodista me extendió la mano alegremente y me dijo: "¡Felicidades! Eso significa que estás haciendo bien tu trabajo".

No sé si de verdad nuestro trabajo ha sido bueno. Pero al menos lo intentábamos.

Y seguiremos intentándolo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario