miércoles, junio 19, 2019

Centroamericanos, judíos, y ¿campos de concentración en Estados Unidos?



La benjamín congresista del Partido Demócrata de Nueva York y autodenominada "socialista", Alexandria Ocasio-Cortez, causó escándalo entre el Partido Republicano de Estados Unidos.

Sí, otra vez... Qué raro, ¿no?

Ocasio-Cortez (O "El Coco" de los republicanos, pa' más señas) se atrevió a llamar "campos de concentración" a los centros de detención de inmigrantes centroamericanos y mexicanos que el gobierno de Donald Trump mantiene en la frontera con México.

“Los Estados Unidos está operando campos de concentración en nuestra frontera sur, y eso es exactamente lo que son", dijo durante una transmisión de internet en vivo por Instagram el lunes 17 de junio de 2019.

El comentario llegó casi al mismo tiempo en que el presidente Donald Trump anunciara que habría "deportaciones masivas" de indocumentados, previo a iniciar su campaña de reelección en 2020.

"El hecho de que los campos de concentración sean ahora una práctica institucionalizada en 'la tierra de los libres' es extraordinariamente alarmante, y necesitamos hacer algo al respecto," agregó Ocasio-Cortez.

Obviamente, esto hizo que los políticos del Partido Republicano dieran un brinco de indignación y la acusaran de ignorancia y de demeritar las muertes de víctimas judías en la Segunda Guerra Mundial.

"Por favor, háznos a todos un favor y gasta sólo unos pocos minutos aprendiendo sobre la historia real," tuiteó la congresista republicana Liz Cheney. "Seis millones de judíos fueron exterminados en el Holocausto. Estás demeritando su memoria y te estás poniéndo en ridículo con comentarios como éste".

Algo similar tuiteó el senador republicano Rick Scott: "Esto está mal, @AOC (el apodo de Ocasio-Cortez en Twitter). Estas palabras son increíblemente peligrosas y repugnantes que demeritan a las millones de personas asesinadas durante el Holocausto".

Por supuesto, los republicanos pensaron que con esto iban a callar a Ocasio-Cortez... pero les salió el tiro por la culata, porque la congresista no sólo les respondió, sino que reafirmó su opinón de que los centros de detención son de hecho campos de concentración:

"Este gobierno ha establecido campos de concentración en la frontera sur de los Estados Unidos para inmigrantes, donde están siendo tratados con brutalidad bajo condiciones deshumanizantes y donde mueren", escribió en Twitter. "Esto no es una exageración. Es la conclusión de un análisis de expertos".

Siguió dando duro y a la cabeza:

"Para los republicanos chillones que no saben la diferencia: campos de concentración no son lo mismo que campos de extermino", tuiteó. "Campos de concentración significa 'la detención masiva de civiles sin juicio', y esto es exactamente lo que este gobierno está haciendo."

@AOC incluyó un enlace a un artículo de la revista Esquire, donde Andrea Pitzer, periodista autora de un libro sobre la historia de los campos de concentración en el mundo, confirma que los "centros de detención" de la frontera son de hecho campos de concentración similares a los usados por el gobierno de Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial para apresar a ciudadanos americanos de origen japonés.

“Tenemos lo que yo llamaría un sistema de campos de concentración, y según la definición en mi libro eso significa detención masiva de civiles sin juicio", escribió Pitzer.

El artículo también incluye la opinión de Waitman Wade Beorn, un historiador sobre el Holocausto y catedrático de la Universidad de Virginia.

"Puede haber campos de concentración sin ser Dachau o Auschwitz", dijo Beorn, refiriéndose a dos campos de extermino de la Alemania Nazi. "Los campos de concentración siempre han sido diseñados en su nivel más básico para separar a un grupo de personas de otro grupo. Usualmente porque el grupo mayoritario, o los creadores del campo, consideran a la gente que ponen en estos lugares como peligrosa o de alguna manera indeseable".

Los centros de detención fueron iniciados por el gobierno de Barack Obama en 2014, pero no se separó a menores de edad de sus padres, como está ocurriendo ahora, sino que se usaron para detener a menores indocumentados que cruzaban la frontera sólos.

Los republicanos no se inmutaron y mantuvieron su postura, acusando a AOC de "profunda ignorancia" por hacer tal comparación.

"Claramente necesito explicar que, en los campos de concentración, la gente es injustamente detenida y confinada. Esto no es lo que está ocurriendo en la frontera", dijo el congresista republicano Dan Crenshaw de Texas. "Los inmigrantes están cruzando ilegalmente nuestra frontera. La mayoría buscan asilo, con lo que su juicio está pendiente, por lo que la definición no se aplica".

El congresista republicano por Arizona, Andy Biggs, también exigió a AOC retractarse, acusando al Partido Demócrata de agravar el problema en la frontera por negarse a aprobar el presupuesto de 4.5 mil millones de dólares que pidió Trump para la frontera (muro incluído).

Pero otras voces se amontonaron en el debate de Twitter a favor de Ocasio-Cortez.

Curiosamente, entre ellos personas de la propia comunidad judía, algunos de los cuales tienen familiares directos que sufrieron en carne propia en los campos de concentración y de exterminio.

"Lean el maldito artículo," tuiteó la rabí Danya Ruttenberg, refiriéndose al reporte de Esquire, "y aprendan la diferencia entre campos de concetración (lo que son los campos del Servicio de Inmigración) y los campos de exterminio".

"Alemania comenzó sus campos de concentración en 1933... Los campos de exterminio comenzaron en 1941... Aún si nunca lleguemos a los campos de exterminio, esta es la realidad ahora", agregó.

Otra tuitera, Bess Kalb, escribió: "Soy judía. El argumento de @AOC es exactamente por lo que decimos 'Que nunca se olvide'. El Holocausto no comenzó con la misma deshumanización, deportación, e internación que vemos hoy. Ustedes (los republicanos) repugnantemente invocan al Holocausto para minimizar el sufrimiento. Vergonzoso."

La rabí Jill Zimmerman tuiteó: "Créanlo, cada judío lo siente a nivel celular cuando escucha 'deportaciones masivas' y 'niños enjaulados'. @AOC tiene razón".

David Nir: "Permítanme decir esto muy claramente como hijo de un sobreviviente del Holocausto. La única disculpa que quiero es de la gente que busca aprovecharse de las falsas acusaciones de antisemitismo contra la izquierda (demócratas) al tiempo que ignoran la muy real amenaza del odio antijudío de la derecha (republicanos)".

Ocasio-Cortez no es la primera en comparar los campos de detención con campos de concentración.

En 2018, hasta la propia directora del Museo Memorial del Holocausto en Oregon, Judy Margles, se atrevió a comparar la separación de niños y padres inmigrantes en la frontera con las prácticas nazis contra los judíos.

"En una conversación reciente con una sobreviviente que fue separada de su familia en los campos (nazis), la sobreviviente calificó a la política de separación de familias del gobierno como 'espantosa inhumanidad' y una 'repetición de la historia'", declaró Margles bajo juramento ante una corte durante una investigación respecto al tema fronterizo.

"Siento una urgente necesidad de alzar la voz, para prevenir la repetición de la historia", añadió.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario