viernes, mayo 25, 2012

“Una picza, pourr favourr”


Por César Fernando Zapata
cfzap@yahoo.com


DALLAS, Texas - La cadena de pizzerías mexicana Pizza Patrón --cuya sede se encuentra en Dallas--  volvió a causar controversia en Estados Unidos.

Ahora, están publicitando una promoción para regalar pizzas tamaño grande a quien acuda a una de sus sucursales, el próximo 5 de junio entre 5 a 8 p.m.

Lo único que el cliente debe hacer es ordenar la pizza... ¡en español!

Por supuesto, cuando la campaña (titulada precisamente “Ordena en Español”) fue anunciada, de inmediato saltaron las protestas como resortes.

“Este es Estados Unidos, aquí se habla español”, es básicamente la principal crítica que los anti-inmigrantes y anti-idioma español han hecho por todos los medios, incluyendo prensa, TV e Internet.

Y claro, las consabidas acusaciones de “discriminación” contra los anglosajones y afro-americanos que no hablan español no se han hecho esperar.

Pero Pizza Patrón --que cuenta con más de 100 sucursales en 7 estados del sur, incluyendo Texas, California y Florida-- no está exigiendo perfecto español, al contrario: según reportes de prensa, si un cliente no habla español, basta con que diga “Pizza, pour favourr” para recibir su pizza de regalo.

Es más, en la promoción se escribe “picza” en vez de “pizza”, pues es la manera como muchos hispanoparlantes tienden a pronunciar la doble z italiana.

De todas formas, esto no ayuda a suavizar las críticas, al contrario: en foros de Internet ya existen miles de comentarios de gente que amenaza con nunca ir a comprar en Pizza Patrón.

Pero a la empresa esto parece importarle poco. A fin de cuentas, según dicen, más del 70 por ciento de la clientela es de origen hispano (yo incluído).

Casualmente,  Pizza Patrón ya ha provocado controversia antes con sus campañas.

En 2007 anunció que iba a aceptar pesos mexicanos (junto a los dólares) de sus clientes en la compra de sus pizzas, en una campaña denominada “Pizzas por Pesos”.

En aquél entonces, la reacción fue muy similar: “Esto es Estados Unidos, aquí se usan sólo los dólares”, aullaron los críticos, rasgándose las vestiduras en las esquinas.

A Pizza Patrón le valió poco la reacción --recibió incluso amenazas de muerte--, y sigue aceptando pesos mexicanos como si nada.

Es más, cuando recibió las críticas, simplemente explicaron que los pesos mexicanos ya se aceptan en la frontera sur, al igual que en México se aceptan los dólares.

Incluso se aceptan los dólares canadienses en la frontera norte de Estados Unidos, y nadie ha dicho nada.

Por supuesto, todo este merequetengue fue planeado a propósito, para causar impacto.  Los publicistas de Pizza Patrón saben perfectamente qué botones apretar para causar indignación. Y lo han logrado con creces.

De hecho, la estrategia de “Pizzas por Pesos” les dio tan buen resultado, que Pizza Patrón reportó un aumento de alrededor del 30 por ciento en ventas en 2007, lo que les animó a mantener la campaña de manera permanente.

Curiosamente, los principales promotores de las campañas de la cadena en los medios han sido los anti-inmigrantes, que ni siquiera son clientes de Pizza Patrón.

Como quiera que sea, creo que voy a ser el primero en la fila para ordenar mi pizza el próximo 5 de junio. (www.cesarfernando.com)

1 comentario:

  1. Qué lejos está de mi Estados Unidos! Todo eso que cuentas acerca del No al idioma español me parece tan ajeno que no me cabe en la cabeza. Nunca he viajado a Estados Unidos. Pero, entiendo, que a pesar de esas prácticas racistas, será mucho mejor la vida, la calidad de vida, que la que uno puede lograr en México. Saludos del Profesor Berkeley

    ResponderEliminar