miércoles, julio 14, 2010

"Money, money, money..."

DESDE LAS ENTRAÑAS DEL MONSTRUO

Por César Fernando Zapata
cfzap@yahoo.com

DALLAS, Texas -- Por supuesto, todos sabemos lo distinto que es el idioma inglés al español.

Pero el idioma también denota mucho las costumbres y diferencias culturales entre angloamericanos y latinoamericanos.

Es casi como un estandarte, la bandera cultural de cada quien. Por eso, el tema del idioma tiene una enorme carga política.

(Por ello precisamente el uso del español causa tanto escozor entre los ultranacionalistas anglosajones, por sus connotaciones políticas, no lingüísticas. Similares efectos causa el uso del idioma inglés entre los ultranacionalistas latinoamericanos, que abominan de él.)

Pero independientemente de estas obvias diferencias, una vez que el inmigrante latinoamericano aprende inglés, se da cuenta que las diferencias van mucho más allá de usar palabras distintas.

No sólo son las palabras distintas, sino el uso de éstas que dejan entrever un abismo de diferencias entre cómo ve el mundo un norteamericano, en comparación con los latinoamericanos.

La mentalidad de los norteamericanos está tan enfocada a tener "éxito" (léase: ganar mucho dinero) que incluso lo reflejan en sus frases de todos los días.

Veamos algunas de las más comunes:

Por ejemplo, mientras que en español tenemos una frase que dice: "ganarse la vida", el equivalente en inglés sería "to earn a living". Sin embargo, en la práctica, mucha gente prefiere decir: "to make money" ("hacer dinero").

Cuando en español esperamos que gane alguien o algo (por ejemplo, determinado equipo de futbol, o que se realice una posibilidad futura), decimos: "Yo le voy a...". Pero los norteamericanos prefieren esta frase: "My money goes to..." ("Mi dinero va a...").

La frase "dar en el clavo" se traduce como "on the money" ("en el dinero").

"Making good money" ("Hacer buen dinero") sería el equivalente de "ganar bien", o "tener buen salario".

Cuando los hispanos decimos que no haríamos nada decimos "por nada del mundo", pero los norteamericanos dicen: "For the love of money" ("Por el amor al dinero").

Si nosotros decimos que alguien o algo "da una buena pelea", los norteamericanos dicen que da "una buena carrera por su dinero" ("run for someone's money").

Cuando nosotros predecimos que algo tiene igual posibilidad de ocurrir, decimos: "Seguro que ...". Pero los "gringos" dicen "even money" ("dinero empatado").

Cuando los hispanos respaldamos a alguien o a algo, generalmente decimos que "ponemos la mano en el fuego por eso", o "si tuviera que elegir...". En cambio, los norteamericanos dicen "for my money, I'd pick... " ("por mi dinero, yo elegiría a...")

Si nosotros le reclamamos a alguna persona hipócrita que haga lo que predica, le decimos que "predique con el ejemplo". Pero los norteamericanos le dicen: "put your money where your mouth is" ("pon tu dinero donde está tu boca").

Y por último, una clásica: Cuando tratamos de valorar el tiempo, los hispanos decimos: "El tiempo vuela"... pero los norteamericanos usan una frase inmortal que define como ninguna la cultura anglosajona (y que hasta ha sido adoptada por muchos países latinoamericanos):

"Time is money". (www.cesarfernando.com)