lunes, septiembre 14, 2009

Florida: ¿El sueño se acabó?

Por César Fernando Zapata
cfzap@yahoo.com

"Todo mundo quiere mudarse a Florida".

Esa fue una de las frases que me repetían cuando dejé Texas, en 2006, buscando el "Sueño Floridiano".

Las estadísticas reforzaban esa tendencia: En aquél entonces, aproximadamente 300 personas se mudaban a Florida. Diariamente.

Eran los tiempos del "boom" inmobiliario. Las constructoras no se daban a basto para levantar casas nuevas, porque casi se las arrebataban los compradores. A su vez, las hipotecarias prácticamente estaban lanzando préstamos a sus clientes como si fueran confeti.

Hubo mucho dinero. Y eso, claro, causó avaricia. No sólo de los especuladores, sino de los gobiernos locales y estatales. Todo mundo quería una rebanada más grande de un pastel que parecía inflarse sin fin.

Hasta que el pastel explotó.

Cuando recién me mudé a Florida, quise registrar mi auto texano. Pero me encontré que mi seguro no era aceptado en Florida. Cuando coticé cobertura contra accidentes, el costo subió estratosféricamente: De 70 dólares al mes por cobertura de dos autos, tuve que pagar 220 dólares.

Welcome to Florida!

Para los seguros de casas los precios eran un escándalo. Casi superaban al costo de la misma hipoteca.

Un floridiano residente de muchas décadas se quejó conmigo una vez: "Hemos estado pagando seguros desde siempre, pero después que pegó el huracán del 2004, las aseguradoras nos subieron los cobros más del doble. Dicen que 'somos una zona de alto riesgo'".

Sonrió irónico: "¿Hasta ahora se dan cuenta que en Florida pegan huracanes? ¿Qué pasó con todos esos años que pagamos seguro, a dónde se fue ese dinero ahora que lo necesitamos?"

No sólo los seguros subieron. Los impuestos locales también. Al fin que había dinero. El problema es que eso ya se acabó, pero los impuestos siguen.

La revista Time sacó un artículo el mes pasado: "El Éxodo de Florida". Lo tituló en internet como: "Florida: ¿El Paraíso Perdido?"
El artículo relataba cómo los excesivos cobros estaban ahuyentando a los residentes del "Estado del Sol". Ahora, por vez primera en su historia, son más las personas que se mudan de Florida que las que llegan, según la revista.

El artículo curiosamente coincidió con mi salida de Florida. Pero mi mudanza tuvo otros motivos, personales. Yo no tenía la mayoría de los problemas que afectan a los residentes de Florida, porque no tenía casa.

Al contrario, Florida me encanta. Es un lugar muy hermoso para vivir, sobre todo con familia. Su gente es excelente.

Pero eso no evita que haya notado un enorme cambio al mudarme a Texas. Sobre todo en mi bolsillo.

El otro día llegué a la oficina de registro de autos del Condado de Dallas, para dar de alta mi carro comprado en Florida, y cambiarle las placas.

Al ver mi seguro de auto, la empleada tachó la hoja: "Los seguros de Florida no valen en Texas", me explicó. "No tienen la suficiente cobertura requerida".

Y me escribió con su puño y letra la cobertura que necesitaba: "En vez de $20,000 dólares por lesiones a una persona, Texas exige $25,000; en vez de $20,000 por lesiones a dos o más personas, Texas exige $50,000; en vez de $10,000 por daños a propiedad, Texas exige $20,000".

Hasta que tenga esa cobertura podrá usted registrar su auto en Texas, me aclaró la empleada.

Qué horror, pensé. ¿Cuánto me va a costar el chistecito?

Pues fui a buscar un seguro de auto en Texas, con cobertura mayor a la de Florida.

Cuando me dieron el presupuesto final, casi me voy de espaldas. Costo total, por cobertura aprobada por Texas, mayor a la cobertura en Florida, de dos automóviles: $64 dólares. Al mes. Por los dos vehículos. Con mayor cobertura.

Comparado con los más de 220 dólares de mi cobertura menor en Florida, era más que una ganga. De inmediato firme con la agencia de Texas, y llamé a la aseguradora floridiana para cancelar mi póliza anterior.

Esto es sólo un ejemplo particular, muy propio. Un botón. Pero multiplique esto por miles, y verá porqué la gente sale huyendo de Florida.

¿Quizá ahora la frase "Todo mundo quiere mudarse a Florida" deba ser actualizada a "Todo mundo quiere mudarse de Florida"? Suena cruel, e injusto, para un estado tan hermoso como la península.

De verdad, si no fuera por sus excesivos cobros, su altísimo costo de vida, y sus perversos impuestos, Florida sería el estado ideal nuevamente.

Por fin, con mis placas texanas nuevas en la mano, salí de la oficina de registro. Junto a mí salía una familia de origen asiático, con sus flamantes placas texanas. Iban sonriendo, satisfechos de comenzar su nueva vida texana.

Las placas viejas de su auto decían: "Florida: El Estado del Sol". (www.cesarfernando.com)

2 comentarios:

  1. Hola!
    La redacción de El Librepensador (http://www.ellibrepensador.com) ha encontrado interesantes tus artículos, y te invita a convertirte en uno de los nuestros y colaborar con nuestro proyecto de difusión cultural en habla hispana.
    Ganarás en lectores, y difusión, así como prestigio, dado que se trata de un diario online (no un blog), con ISSN, y articulistas reconocidos a nivel mundial.

    Te esperamos!!!!

    ResponderEliminar
  2. El Librepensador

    Hola !!

    Nuestra redacción ha considerado muy interesante la opinión que viertes en tu blog, y por ello te invitamos a colaborar.

    Te comento:

    1.- El ánimo de lucro no es lo que nos mueve, ver Principios y Valores, Misión y Visión, sino la libertad de prensa, de opinión, y difundir los contenidos vetados en otros medios, que solo atienden a las notas de prensa u opiniones de los grandes, del poder, del dinero... Pero es cierto que para poder avanzar, y crecer, es necesario tener mentalidad empresarial, y por ello se constituye una empresa cuyos medios de financiación principal no son El Librepensador...

    2.- Los colaboradores, son más de doscientos, aunque en el listado solo aparecen los que llevan un mínimo de colaboraciones acreditadas con nosotros.

    3.- Eres libre de escribir lo que prefieras, de la temática que gustes, con la periodicidad que creas conveniente... e incluso duplicar lo que escribas en tu blog. Siempre con respeto y calidad.

    4.- En tu perfil, al registrarte, aparecerá tu foto, tu biografía, y el enlace a tu blog/web personal... Puedes subirlas tú mismo o facilitarnos esa información para que te registremos, y te colguemos dichos datos y foto, si lo deseas.

    Nosotros solo le daremos más visibilidad si cabe, y ganaremos en contenido de calidad con tus escritos, mientras tu ganas prestigio y renombre. Un ganar-ganar ambos. Pero los derechos de autor son tuyos, y solo tuyos.

    5.- Al registrarte podrás optar por subir tú mismo los artículos, o por remitirlos vía mail a info@ellibrepensador.com o redaccion@ellibrepensador.com y nosotros los colgaremos. Tú decides el sistema que te resulte más cómodo.


    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar