sábado, diciembre 13, 2008

¿La corrupción no es la misma en todos lados?

Por César Fernando Zapata
cfzap@yahoo.com

FORT MYERS, Florida -- Los recientes escándalos de corrupción "de alto nivel" en Estados Unidos parece que confirmaron lo que comentamos en mi artículo anterior: En Estados Unidos los cacos no se contentan con "small potatoes".

(Si van a robar dinero del cajero automático, se llevan toda la máquina.)

Caso ejemplar y típico: El (quizá próximo ex) gobernador del estado de Illinois, Rod Blagojevich, quien fue arrestado por "subastar" al mejor postor el escaño del Senado que dejará vacante el presidente electo Barack Obama.

Claro, los republicanos de inmediato se fueron sobre el caso porque Blagojevich resulta que es demócrata. Y lo consideran un caso "típico" de la corrupción demócrata.

Lo que no dicen, es que el antecesor de Blagojevich en la gubernatura de Illinois, George H. Ryan, también fue arrestado y está purgando condena en una prisión federal por "vender" licencias, contratos y prebendas a empleados estatales durante un cargo anterior. Y Ryan es republicano.

Pero eso no es todo: Bernard Madoff, ex presidente de la bolsa de valores Nasdaq, enfrenta ahora cargos de defraudar a inversionistas por la friolera de 50 mil millones de dólares.

Corrupción hay en todos lados. La enorme diferencia es el calibre de ésta en Estados Unidos. Los corruptos norteamericanos no se andan con chiquitas.

Pero más importante, creo yo, es que en Estados Unidos al menos existen los mecanismos para enjuiciar y poner tras las rejas hasta al más poderoso. Aunque no siempre tenga éxito y esté plagado de lagunas, errores, manipulaciones, y sea excesivamente caro, por lo menos el sistema judicial de Estados Unidos sí tiene mucho más margen de maniobra e independencia que en otros países. Por lo menos en teoría.

¿Cuántos gobernadores hemos visto que hayan sido enjuiciado durante su gestión en América Latina por corrupción? No muchos. La inmensa mayoría sigue en su cargo, y siguen siendo "preciosos". Y esto no significa necesariamente que sean menos corruptos que sus colegas gringos.

¿Cuántos ex presidentes de bolsas de valores o grandes capitalistas latinoamericanos han sido acusados de estafar inversionistas y clientes, como Madoff? Que yo sepa, ninguno. Y lo mismo: Esto no quiere decir que no exista corrupción o malos manejos.

El problema, es que cuando un funcionario o un empresario latinoamericano es arrestado, generalmente ocurre por cuestiones políticas. Porque cayó de la gracia del gobierno en turno, o porque sus "palancas" no fueron tan fuertes como las "palancas" de sus enemigos.

Lo que para un político o empresario norteamericano sería el acabóse de su carrera (caer en la cárcel), en América Latina es simplemente un "impasse", uno de los costos asociados con hacer negocios con el poder.

La prueba está en que, una vez que cambia el gobierno, estos "criminales" mágicamente salen de la cárcel revindicados. Y hasta regresan a sus puestos y rehacen sus carreras, como si nada.

Cuando fui reportero en México vi muchos casos de esos: Alcaldes, políticos, empresarios, líderes sindicales y cualquier poderoso que se ponía a las patadas con el gobierno, terminaba "guardadito" por un tiempo, hasta que al "Gran Tlatoani" se le bajara el coraje, o dejara la silla. Una vez cumplido este requisito indispensable, el acusado veía los cargos esfumarse, "por falta de pruebas". Y al día siguiente volvía a su oficina como si hubiera regresado de vacaciones.

Cierto, corrupción existe en todos lados, pero parecería que no es la misma.

O al menos no se enfrenta igual.

¿Diferencias de cultura, supongo?

¿O de falta de? (www.cesarfernando.com)

1 comentario:

  1. Diferencias institucionales. el sistema gringo no recompensa los pequeños actos de corrupción. Recuerdo haber visto una noticia sobre un policia de nueva york, quiense encontró un maletín con 100,000 dolares. El policía devolvió el maletín a las autoridades competentes.

    Cuando lo entrevistaron el dia que le dieron un reconocimiento y una recompensa en efectivo, comentó que estaba a punto de jubilarse, pensó en quedarse el maletín un momento pero luego se dió cuenta que no valia la pena arriesgar su libertad y su pensión en caso que llegaran a atraparlo.

    Es decir, no es que el policia fuera honrado, sino que en ese caso particular era conveniente para él actuar honradamente.

    Aquí en méxico tenemos una visión moral. el ser corrupto es malo, pero lo toleramos por tal o cuál coartada(pobreza, falta de opciones, etc). Allá, lo que priva es un cálculo de costo-beneficio, así que el sistema está diseñado para hacer muy costosos los pequeños actos de corrupción.

    Quizá por eso el futbol no termina de pegar allá; un arbitro que intenta adivinar la intención detrás del acto es algo ajeno a ellos, prefieren juzgar sobre la acción.

    Quizá en eso radique las sonrisas cordiales pero distantes que menciona en otro post. Y el hecho de que puede llegar a coocer alguien por años sin formar verdaderos lazos de amistad. Y es que, uno nunca sabe cuando la persona que se tiene enfrente se convertirá en un competidor; la amistad supondría un enorme estorbo.

    Como dicen en relaciones internacionales, estados unidos no tiene amigos ni aliados, solo intereses.

    En la pelicula de las aventuras de dick y jane, dick y un competidor se estoban mutuamente la carrera para llegar primeros a solicitar empleo. cuando llegan y ven la fila, se dan cuenta que no tienen oportunidad y es cuando dick invita a su anterior competidor una copa.

    o como aparece en una de las escenas finales del padrino:
    tessio - dile a mike que no fue personal. sólo negocios.
    Hagen- él lo sabe, tessio.

    ResponderEliminar