lunes, agosto 25, 2008

Los "endorsos" de periódicos a políticos: ¿Sirven de algo?

Por César Fernando Zapata
cfzap@yahoo.com

Una de las tropecientas mil cosas que no entiendo de la mentalidad norteamericana (aparte de su fascinación casi religiosa con el Super Bowl, claro), son algunas costumbritas que tienen los periódicos.

Claro, los periodistas norteamericanos no se cansaban de repetir las bondades de la libertad de prensa en este país,con respecto a otros. Como por ejemplo, su alarde de ser “imparciales y objetivos”.

Sobre todo, comparados con los periódicos de otros países, considerados menos “imparciales y objetivos”.

Será el sereno, pero uno de los puntos más extraños que he encontrado en la prensa de Estados Unidos, es el famoso “endorsing”, o apoyo que dan a tal o cual candidato, durante unas elecciones.

(Algunos traducen “endorse” como “endorsar”, aunque una traducción más precisa sería “respaldar”, “apoyar”, “recomendar”, o quizá hasta “endosar”.)


Yo sé que los norteamericanos están súper orgullosos de su libertad de prensa. Y los periodistas, súper orgullosos del “prestigio editorial” de sus periódicos.

Pero esta costumbrita de “recomendar” a la gente que vote por un candidato (porque los editores del periódico lo perciben como “el mejor” para el puesto) se me hace horrenda.

Peor: Se me hace pasada de moda, anticuada, presuntuosa y hasta ridícula.

De la prensa de México, por ejemplo (donde nací y donde estudié e hice mis “pininos” periodísticos), los periodistas norteamericanos podrán decir todos los horrores que quieran, pero ay de aquél periódico mexicano que se atreva a hacer semejante “recomendación” a favor de tal o cual político. Nadie les va a creer, ni siquiera el propio candidato.

Los endorsos que se hacen en las prensas mexicanas, durante temporadas de elecciones, siempre son publicidades políticas pagadas por los propios partidos. Y a tarifa mucho mayor que la publicidad normal.

Pese a los problemas obvios que existen, la corrupción, la falta de recursos y todos los defectos que usted quiera y mande, en América Latina hay periódicos de prestigio (no necesariamente grandes o poderosos), que podrían darles una o dos lecciones de imparcialidad y objetividad a bastantes venerables diarios norteamericanos.

¿Para qué sirven los “endorsings”?

Hay diarios que no caen en este juego, como el USA Today y el Wall Street Journal. Pero según un artículo publicado en 2004 por la revista American Journalism Review, de la Universidad de Maryland, el 70 por ciento de los periódicos norteamericanos siguen esa costumbre.

Más aún, el 96 por ciento de los periódicos “grandes” (o sea con circulación mayor a 200 mil ejemplares diarios) aceptaron seguir haciendo “endorsings” a candidatos, según la revista.

¿Cuál es su argumento? Es un servicio público a los lectores, dicen algunos editores.

(Perdón: ¿decirle a la gente por quién votar —siendo que el voto es secreto y personal— es un “servicio público”? Esa no me la sabía.)

Mi amigo y maestro de periodismo, el Dr. Efraín Salmón, hizo un comentario al respecto la otra vez, que me pareció acertadísimo.

Notó que cuando el periódico “endorsaba” (¡horror!) a tal o cual candidato, precisamente éste era el que perdía las elecciones.



O sea, parecía que los electores esperaban a ver a cuál candidato apoyaba el periódico, para después votar... por el contrario,

En ese sentido, sí estoy de acuerdo: Los “endorsings” sí son un servicio valioso para la sociedad. (www.cesarfernando.com)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario