martes, junio 03, 2008

Desengáñese: Estados Unidos no es para todos

DESDE LAS ENTRAÑAS DEL MONSTRUO

Por César Fernando Zapata
cfzap@yahoo.com

FORT MYERS, Florida-- El mexicano Héctor Salinas explicó la razón que lo impulsó a emigrar: Escaso salario, que no le alcanzaba ni siquiera "para pagar el alquiler", mucho menos para sostener a su familia.

Por eso, mejor decidió hacer las maletas y emigrar.

¿A dónde se fue el inmigrante mexicano? ¿A qué ciudad o estado de Estados Unidos? ¿A Texas? ¿A Florida?

Pues no: Héctor decidió emigrar a México... desde Estados Unidos.

Había estado trabajando años en Florida, pero al final se dio cuenta que no conseguía progresar.

Su historia (que se publicó días atrás en el periódico The Miami Herald) se repite cada vez más en varias partes de Estados Unidos.

Ya no solamente es la psicosis de ser detenido por el Servicio de Inmigración, o las trabas legales que les imponen a los inmigrantes a trabajar las causas de que muchos "paisanos" se regresen: También es la falta de dinero, aunque no lo crea.

Y es que con la crisis económica que está padeciendo Estados Unidos en la industria de la construcción, los primeros afectados son los inmigrantes, que dependen de esos empleos.

¿Dejar Estados Unidos, la "Tierra de las Oportunidades"? ¿Regresarse a América Latina, de donde salieron precisamente buscando esas oportunidades?

Suena ilógico. Sobre todo porque diariamente, miles de latinoamericanos están haciendo las maletas e iniciando el viaje rumbo al norte. Legal o ilegalmente.

Pero a muchos de los inmigrantes que planean emigrar a Estados Unidos se les escapa una verdad: "El Sueño Americano" no es para todos.

Más bien, Estados Unidos no es para todos, contra lo que nos hagan creer los medios y algunos "paisanos" presumidos.

A veces son razones sencillas las que llevan a los inmigrantes a regresarse a sus países, como el simple hecho de que no "se hallaron" en Estados Unidos.

Y esto no es necesariamente malo. Simplemente, cada persona tiene distintas aspiraciones, gustos y disgustos. Y Estados Unidos, como cualquier país, tiene puntos positivos, pero también muchos puntos negativos, que no todos sobrellevamos igual.

(Supongo que igual pasará a algunos inmigrantes que no se adaptan a vivir en México, Francia o Canadá, pese a las bondades de cada país)

Por ejemplo, algunos inconvenientes de la vida en Estados Unidos, a los que los inmigrantes latinoamericanos debemos adaptarnos son el ritmo de vida, las distancias enormes, las excesivas regulaciones, la histeria antiterrotista, la mojigateria e intolerancia oficial, la cultura del consumo material, la falta de seguridad médica y la falta de estabilidad sindical. Entre muchas otras peores, como la falta de documentos (o la enorme dificultad para conseguirlos).

Cosas que a veces tomamos con una garantía en América Latina, aquí nomás no existen.

(Olvídese de tener problemas con los "gringos". La inmensa mayoría de los inmigrantes poco se rozan con los anglosajones, y viven en cambio en una "burbuja" compuesta por "paisanos". Y la mayoría de los problemas que tienen o los episodios de discriminación que sufren son causados por otros "paisanos", desafortunadamente.)

Cierto, hay inmigrantes a los que no les importan esos inconvenientes, al contrario: Los consideran alicientes para progresar, e incluso prosperan y florecen en Estados Unidos, pese a las limitantes. O quizá precisamente gracias a ellos.

Pero también he conocido gente que se marcha deprimida de regreso a sus países de origen, decepcionada porque Estados Unidos no era lo que ellos se imaginaban, ni lo que les contaron sus amigos "paisanos".

Se sienten fracasados, derrotados por no haber podido "hacerla" aquí.

Bueno, no debería de ser así. Quizá ellos no están hechos para Estados Unidos. O Estados Unidos no está hecho para ellos. Puede ocurrir.

Quizá no deben buscar el "Sueño Americano", sino "El Sueño Ruso", o "El Sueño Brasileño", o "El Sueño Chino".

O tal vez deberían tratar de "reencontrar" "El Sueño Mexicano", o "El Sueño Salvadoreño", o "El Sueño Colombiano".

Por lo menos, se dan cuenta de que "El Sueño Americano" no es para ellos. Y eso ya es ganancia. (www.cesarfernando.com)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario