jueves, abril 24, 2008

Todos fuimos (o seremos) emigrantes

DESDE LAS ENTRÑAS DEL MONSTRUO

Por César Fernando Zapata
cfzap@yahoo.com

FORT MYERS, Florida -- Si usted hubiera querido hacer reír a la gente por allá de la década de 1950, lo mejor que podría haber dicho era esto:

“España va a ser un país rico, de primer mundo”.

Quienes lo escucharan pensaría que estaba contando un chiste excelente.

¿Porqué? Porque España en la década de 1950 era un país pobre.

Más que pobre, de hecho, porque hasta México (que ya de por sí era un país pobre) era hasta más rico que España.

Argentina era considerado un país mucho más rico y “desarrollado” que España.

Nadie absolutamente, habría pensando que 50 años después, el español promedio tendría un ingreso 4 veces mayor que el de México o Argentina.

Casos como éste nos reafirman lo que de hecho nuestras abuelas ya nos contaban: “La vida da muchas vueltas”.

Desafortunadamente no es raro encontrarse con gente que da como un hecho eterno su bienestar material como si siempre lo hubiera tenido. O como si nunca se acabará.

A algunos ciudadanos de países ricos, que reciben inmigrantes (entre ellos Estados Unidos y España) se les ha olvidado que alguna vez ellos también fueron inmigrantes. O que sus padres o abuelos lo fueron.

Y no sólo fueron inmigrantes, sino además pobres, desempleados y hasta hambrientos.

El estómago lleno a veces causa olvido.

Como seres humanos, todos somos inmigrantes. Lo hemos sido alguna vez.

Y los que no lo hemos sido, quizá lo seremos en el futuro.

Y si por fortuna no nos toca emigrar, tampoco podemos descartar que lo lleguen a hacer nuestros hijos.

“La vida da muchas vueltas”.

¿Con qué cara entonces podremos pedir que otros países traten bien a nuestros hijos o nietos emigrantes, si nosotros no somos capaces de dar ese mismo trato a los inmigrantes de hoy?

Curiosamente, uno de los mejores ejemplos de trato humano hacia los inmigrantes extranjeros, los muestra un grupo de mujeres pobres y humildes, de una población mexicana llamada “La Patrona”, cerca de la ciudad de Orizaba, Veracruz.

Quien haya visto el documental “De Nadie”, podrá recordar el lugar.

Todos los días, las mujeres de “La Patrona” cocinan para mucha gente. Pero esa gente no son parientes de ellas, ni siquiera paisanos: Son inmigrantes indocumentados de Centroamérica que viajan colgados de los furgones de los trenes que cruzan por la zona, rumbo a Estados Unidos.

Y todos los días, puntuales, las damas de “La Patrona” se acercan a las vías y les lanzan bolsas con comida a esos inmigrantes que ni conocen.

La obvia pregunta que los productores del documental les hicieron a estas mujeres es: ¿Porqué lo hacen?

¿Porqué ayudar a gente —inmigrantes— que ni conocen?

Una de ellas respondió entre sollozos y palabras quebradas por llanto, en una de las escenas más tiernas de la cinta:

“Porque yo también tengo un hijo, y no quiero que mi hijo tenga que emigrar en el futuro”, dijo. “En ese tren también hay niños, y uno de ellos pudo haber sido mío”.

Todos deseamos que las cosas buenas (como la riqueza de los países) duren siempre. Pero no lo sabemos.

“La vida da muchas vueltas”, dicen. A este refrán quizá debamos añadirle otra verdad demoledora, para apreciar su verdadero significado:

“Hoy por ti, mañana por mí”. (www.cesarfernando.com)

6 comentarios:

  1. Hola, acabo de ver el link a esta blog en un pagina de amazon.

    soy originaria de Tampico, residente en Monterrey.

    Me parece muy buen blog.

    tiene alguna informacion relativa a Fort Worth?
    lo agradeceria.

    Saludos desde Monterrey.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Flor, gracias por su amable mensaje. Y gracias por leer el blog.

    No sé qué información relativa a Fort Worth necesite exactamente, pero aquí tengo muchos escritos sobre el área --la mayoría de hecho, porque viví en Dallas por 10 años.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola. soy un estudiante de un colegio universitario en ohio, oberlin college. para un clase de español estoy investigando las experiencias de inmigrantes hispanohablantes en los EU. tus pensamientos me parecen muy sensatos y correctos. eres un imigrante tu mismo? estaría interesado en charlando, si quieres. gracias, y tienes un blog interesante y informativa.

    saludos,
    matt

    ResponderEliminar
  4. Hola, Matt, gracias por tus amables palabras.

    Sí soy un inmigrante mexicano, y he vivido en Estados Unidos por más de 10 años. Por supuesto, estaré encantado de ayudarte en lo que pueda para tu investigación.

    Puedes escribirme tus preguntas aquí mismo en el blog, o enviármelas a mi e-mail, cfzap@yahoo.com.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Anónimo12:12 p.m.

    Hola:

    Su blog es excelente y tiene toda la razón, pero sus datos no son correctos. A pesar de la Guerra Civil España sobrepasó a México en renta hace ya 60 años y a Argentina hace más de 50. El último país latinoamericano al que sobrepaso fue —aunque ahora parezca extraño— a Venezuela, pues no lo logró hasta 1973. Ahora España supera a México por más del cuádruple, pero eso ya era previsible hace 40 años —cuando yo nací—, era sólo cuestión de tiempo. España supero la barrera del indice 100 de la Unión europea hace cuatro años y hace dos sobrepasó a Italia, estando hoy más cerca de Alemania o Francia que de Portugal o Grecia. Lo que nadie en España quiere recordar es que su inmenso éxito debe mucho a los MILLONES DE LATINOAMERICANOS, europeos del este y africanos que viven allí y creo que es justo reconocerlo.

    ResponderEliminar
  6. Segun tengo entendido fue gracias franco que salieron del agujero.

    Por cierto ya quisieramos nosotros tener esos problemas porque seria caracteristica de que nos va bien.

    ResponderEliminar