jueves, abril 10, 2008

Los acomplejados e inseguros norteamericanos

DESDE LAS ENTRAÑAS DEL MONSTRUO

Por César Fernando Zapata
cfzap@yahoo.com

FORT MYERS, Florida -- El reciente escándalo sobre el mentado anuncio del vodka Absolut (que mostraba un mapa de México "recuperando" los territorios de California, Arizona, Nuevo México y Texas, perdidos ante Estados Unidos en 1848) me dio flojera siquiera mencionarlo.

Es más de lo mismo de siempre. Uno sólo debe meterse a internet y buscar imágenes de "Aztlan" o "Amexica" para ver miles de mapas similares, algunos dibujados por los propios norteamericanos extremistas y antiinmigrantes.

Pero al fin me decidí comentar el tema porque, tras muchas explicaciones sesudas de "expertos", "estudiosos" y "analistas" (horrenda palabra, por cierto. ¿Cómo hay quienes permiten que les llamen así sin ofenderse?), quizá la opinión más sensata sobre el tema me la dio un ingeniero colombiano, llamado Mario, apenas ayer. Y eso sin proponérselo.

Estábamos hablando sobre la discriminación contra los inmigrantes hispanos en Florida, cuando el ingeniero Mario me dio su teoría muy particular de los motivos: "Complejos", me dijo, sin titubear.

"Los norteamericanos racistas se sienten inseguros cuando ven que nosotros los hispanos hablamos dos idiomas y ellos apenas dominan uno", me comentó sencillamente, sin resentimiento ni alegrías. "Verá, yo trabajo en Obras Públicas municipales, y el 95 por ciento de los obreros con que trabajo son mexicanos, centroamericanos, y sudamericanos. Y no tengo problema en comunicarme con ellos, como tampoco tengo problema con el inglés que hablan mis jefes".

Pero esto les causa escozores a no pocos ingenieros y obreros anglosajones, que sólo hablan inglés, dijo. Sienten que los dejan de lado en las conversaciones. Se sienten amenazados. Y no les gusta.

Ese sentimiento me recordó las actitudes de las huestes antiinmigrantes, antimexicanas, antihispanas y antitodo que a cada rato exigen a gritos un muro en la frontera, leyes de "English Only" y la deportación de los más de 12 millones de inmigrantes indocumentados (y hasta de los documentados).

Simplemente es miedo a lo que no conocen. Miedo al idioma español (que no dominan). Si por estos extremistas fuera, borrarían de la faz de la tierra todo lo que no fuera "American".

Comenzando por lo que tienen más cerca, que son los mexicanos.

Pero según los psicólogos, la inseguridad no es la causa de los problemas, sino el síntoma. La causa de todo son complejos de inferioridad.

Por supuesto, no todos los norteamericanos tienen estas actitudes negativas. He conocido bastantes que cuando les llega alguien hablando español, se entusiasman. Tratan de entenderlo, repetirlo y hablarlo. Y en vez de frustrarse, se unen de buena gana a las carcajadas que sus balbuceos nos causan a los demás.

Algunos incluso dan muestras de humildad y piden honestamente: "Teach me Spanish". ("Enséñame español".)

Estas actitides me causan un inmenso sentimiento de respeto y admiración hacia esas personas. Habla mucho sobre ellas: Dejan en evidencia que son gente sin problemas de autoestima, a tal grado que pueden pedir que les enseñemos, sin complejos ni miedos.

En cambio, ¿qué puedo pensar de aquellos que reaccionan con violencia, amenazas e insultos? Que tienen muy baja autoestima y están acomplejados.

Por fortuna, éstos últimos no son mayoría en Estados Unidos... todavía. Pero sí hacen bastante ruido en los medios de comunicación. En especial por insignificancias y tonterías.

Como un anuncio de vodka, que ellos seguro ni beben. (www.cesarfernando.com)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario