sábado, febrero 02, 2008

¿Qué es el "Súper Martes"?

Con esto de las elecciones primarias en Estados Unidos, en todos lados escuchamos la palabra de moda: "Súper Martes".

¿Con qué se come eso? ¿Porqué tanto frenesí?

¿No es el "equivalente" de las elecciones en otros países, como los de América Latina?

Sí y no. El sistema electoral de Estados Unidos es totalmente distinto a los de los demás países.

Por principio, los candidatos de los partido principales, Demócrata y Republicano, no se eligen por "dedazo", como en otros países donde el Partido (o el presidente) escoge un "delfin" para sucederlo.

No, aquí se elige a todo el mundo por votación, desde los jueces de instancias más bajas, los sheriffs, los concejales (regidores), alcaldes y hasta cargos menores como jueces de paz.

Cuando uno va a votar, las boletas electorales son a veces muy largas, para meter a todos los candidatos que van a cargos que uno quizá ni siquiera había escuchado.

Estas elecciones incluyen a los aspirantes a ser nominados por su partido.

Pero no es una elección nacional. Cada estado en Estados Unidos tiene sus leyes y legislación propia. O sea, existen 50 elecciones independientes, donde la gente de cada estado tendrá la posibilidad de elegir (o rechazar) a los aspirantes por medio del voto.

Lo interesante es que no se tratan de elecciones "directas". El precandidato que gane en un estado, lo que hace es que recibe un cierto número de "delegados" electorales, según los votos que haya recibido.

Por ejemplo, el precandidato republicano John McCain, al ganar la elección primaria en Florida, ganó 57 delegados electorales.

¿Qué es esto?

En agosto y septiembre, cada partido (el Republicano y Demócrata) tendrán sus convenciones nacionales. Allí, delegados de cada uno de los estados votarán por quién quiere que sea su candidato a presidente.

Por supuesto, el precandidato que haya recaudado los más delegados, recibirá la nominación.

Entre más estados gane un precandidato, más delegados votarán por él para designarlo candidato presidencial de cara a las elecciones del 4 de noviembre.

Los primero estados que tuvieron sus elecciones primarias fueron pequeños: Iowa, Nueva Hampshire, Michigan, Carolina del Norte. Y por lo tanto, con poco delegados.

El número de delegados se asigna de acuerdo con la población total de cada estado.

A excepción, claro, de Florida.

Pero en este "Súper Martes", 5 de febrero de 2008, más de 21 estado tendrán sus elecciones primarias. Entre ellos, estados "pesados" como California, Nueva York, Illinois, que tienen la mayoría de población y por lo tanto, de delegados.

En total, serán más de mil delegados los que están en "juego". Para ganar la nominación se necesitan 1,034 delegados en el Partido Republicano, y 2i70 en el Partido Demócrata.

Ganar en los estados chiquitos que tuvieron sus elecciones primero tiene un objetivo psicológico: En candidato que vaya acumulando delegados llega "encarrerado" al "Súper Martes". Y la cobertura que le den los medios puede influír en electores indecisos o que ni siquiera lo conocían antes de las primarias.

Así que, en este "Súper Martes" no veremos una elección "nacional", sino 21 elecciones estatales.

Muchas cosas pueden pasar hasta entonces, sobre todo con la elección tan cerrada como se encuentra.

Hasta antes de este 2008, una cosa era cierta: Para el miércoles 6 de febrero, los dos candidatos principales que contenderán para presidente del país más poderoso del mundo, ya habrían sido elegidos. Ya no.
www.cesarfernando.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario