miércoles, febrero 13, 2008

¿Qué hacer con el cheque que me regalará Bush: Pagar deudas... o comprarme mi tele de plasma?

DESDE LAS ENTRAÑAS DEL MONSTRUO

Por César Fernando Zapata


FORT MYERS, Florida — 1,800 dólares. Ésa es la cantidad que, según las cuentas de un servidor, me va a regalar el gobierno de Estados Unidos este año.

(** Televisor de plasma, de alta definición de 50 pulgadas: 1,199 dólares.)

Sí, lo leyó bien: Me van a regalar dinero. Como si me lo hubiera encontrado tirado en la basura. Como si me lo hubiera ganado en la Lotto.

(Por cierto, nunca he ganado nada. Eso si descontamos una rifa en el kínder donde gané 5 pesos, de los de aquellos años.)

1,800 dólares. O según eso es lo que vienen diciendo con bombo y platillo el presidente George W. Bush y los políticos de Washington desde hace semanas.

(** Vacaciones en Orlando por una semana para familia de 4: 1,500 dólares.)

Pero no sólo a mí me llegará ese chequecito. También a usted. A todos los que vivimos y trabajamos y pagamos impuestos en Estados Unidos, a partir del mes de mayo.

Se trata del famoso “estímulo” que el gobierno está tratando de inyectar en la economía para evitar una recesión. Que de todas maneras, ya se padece.

En total, van a ser 152 mil millones de dólares los que el gobierno federal regalará a toda la gente de Estados Unidos.

(** Computadora portátil Apple MacBook: 1,099 dólares.)

¿Con qué fin, se preguntará usted, se envía ese dinero? Pues para que se lo gaste. Para que salga a las tiendas, al “mall” o a un restaurante y pase un buen rato.

El objeto del gobierno es poner dinero en circulación para reactivar la economía, los negocios, y que aumente la inversión y el empleo.

(** Cámara digital de 10.1 megapixeles con lente telefoto: 830 dólares.)

Según la propuesta, las personas que ganen menos de 75 mil dólares al año, recibirán hasta 600 dólares. Las parejas casadas que declaran impuestos conjuntamente recibirán hasta 1,200 dólares. Más 300 dólares por cada hijo que tengan.

(** iPod videoplayer con 32 gigas de memoria: 499 dólares.)

En mi caso, somos cuatro de familia (mi esposa y dos hijos). Calculo que recibiremos 1,800 dólares, la cantidad que mencioné al principio de este artículo.

Una familia con cuatro niños podría recibir hasta 2 mil 400 dólares... o más, dependiendo de cuántos hijos tenga.

Todo esto suena muy bien. Como dice el dicho: ¿A quién le dan pan (o cheque) que llore?

El problema es cuando nos ponemos a investigar de dónde va a salir ese dinerito. ¿Quién lo va a terminar pagando?

Son más de 150 mil millones de dólares que tendrán que salir “de alguna parte”.
Claro, dirá usted: El dinero lo pone el gobierno. Obvio. Pero, ¿de dónde? Tiene que venir de algún lado, a menos que se quiera causar inflación, imprimiendo billetitos sin sustento.

Algunos ya sugieren que el gobierno “se cobrará” ese dinero más tarde, recortando programas y gastos.

Pero no tiene mucho sentido dar dinero con una mano, y quitarlo con la otra. Al final, quedamos igual: Recesión.

¿Cuál es la otra opción, entonces?

Fácil: Pedir prestado. Ese dinero se va a añadir a la deuda monstruosa que este país ya tiene de 9,248,000,000,000 dólares... Y que aumenta 1.50 mil millones al día.

Los economistas sugieren a la gente ahorrar el cheque, o usarlo para pagar deudas.

Excelente consejo. ¿No?

(** Gastar el cheque de 1,800 dólares que me regalará Bush para comprarme mi tele de plasma de 50 pulgadas, en vez de pagar las deudas que se me están acumulando cada mes: No tiene precio.)

Hay cosas que el dinero no puede comprar... Para todo lo demás, está el gobierno de Estados Unidos.
www.cesarfernando.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario