jueves, diciembre 20, 2007

Para las celebridades, es más "chic" defender a un animal que a un ser humano

En este momento, se estén librando en el mundo varias batallas con bajas de inocentes.

Por un lado, están las industrias que contaminan el ambiente, o las que deben usar animales como materia prima, como cazadores de pieles, balleneros y en general cualquier industria que deba matar animales.

Los defensores del ambiente y de los animales están parados de pestañas contra estas industrias. Por ejemplo, varias organizaciones no pierden oportunidad para "graffitear" con sprays las pieles de animales vivos como focas en el polo norte, para defenderlos de los cazadores de pieles.

En cualquier desfile de moda, no faltan los defensores de animales que se presentan desnudos (o con sus sprays), como protesta por el uso de pieles naturales en los diseños.

Hasta en restaurantes y circos los fanáticos pro-animales hacen sus protestas.

Estos manifestantes tienen poderosos aliados: Sobre todo entre los liberales y famosos. Estrellas de Hollywood y artistas están entre sus más acérrimos defensores. Y le hacen la vida de cuadritos a quien ose comprar pieles o cualquier otro producto animal (¡hasta carne!), porque según ellos "fomentan" las masacres de esos seres indefensos de la naturaleza.

Estas celebridades también son activistas en cualquier otra causa que involucre a la naturaleza, el medio ambiente, la ecología, la salvación de la Tierra y lo que usted quiera y mande.

Todo lo cual es muy loable y comprensible. Son asuntos importantes que a todos debe importarnos.

Pero al mismo tiempo que se libran estas batallas a favor de los animales, los árboles y el medio ambiente, hay otra guerra, quizá más cruel y despidada que las mencionadas, porque las víctimas no son animales ni plantas, sino seres humanos.

Nos referimos, claro, al ya tan mencionado narcotráfico.

En países como México, Colombia y otros de América Latina, personas están siendo asesinadas por venganza o "lucha de poder" entre los cárteles de las drogas.
Policías, periodistas, militares son las bajas de esta lucha armada, que no parece tener fin.

Porque mientras haya demanda (clientes) de droga, siempre habrá quién busque satisfacerla, convirtiéndose en proveedores.

Lo irónico de todo esto, es que los principales consumidores de este producto (y fomentadores del narcocomercio), son precisamente, esas élites liberales y artísticas que gustan de aparecer en los medios como "activistas conscientes".

Para nadie es un secreto que es "chic" entre las estrellas y los artistas tirarse "un pericazo" de vez en cuando, como para reafirmar su espíritu "rebelde", "creativo" y "anti-establishment".

Lo que no se dan cuenta estas luminarias, es que mientras están muy ocupados defendiendo a la Tierra, a los osos polares, las focas, los zorros y cuanto ser de cuatro patas exista, su tren de vida estimula la extinción de otros seres inocentes: Las víctimas de la narcoguerra.

Y conste que no me refiero a los narcotraficantes en sí. Cualquier muerte es lamentable, pero los que se meten a este negocio lo hacen a sabiendas de los peligros. Además, tienen el incentivo de que las ganancias ameritan los riesgos.

No: Las peores víctimas de esta guerra son los inocentes que se ven en medio de fuego cruzado. O los policías y soldados que deben entrarle al toro por ser su trabajo.

Esto no lo ven las estrellas y los intelectuales que gustan de "elevarse" con su vicio favorito. Parecería que para ellos, la vida de los animales es más valiosa que la de sus congéneres.

O a la mejor es más "interesante" defender a un animalito que a un "aburrido" ser humano.

4 comentarios:

  1. Es muy simple... que no se metan al fuego cruzado, todo mata, inclusive el tiempo, las drogas pueden ser un camino tomadas en exceso, conozco ancianos que se han drogado toda su vida y hasta puedo pensar que no morirán por ello.

    Tenemos la libre elección de morir como nos plazca y creo que esa no es una buena forma, el creerte héroe al "salvar" a gente que probablemente ni vale la pena salvar no creo que sea buena elección.

    Todos moriremos, solo es cuestión de tiempo y agobiarse por la muerte es una tontería.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Ángel. Claro, el que no se quiera quemar, que no se meta a la cocina.

    El problema es aquella gente que, sin deberla ni temerla, se ve en medio de fuego cruzado cuando va al súper, o cuando sale de un cine... todo porque las clases ricas (y no tan ricas) que consumen droga mantienen vivo el mercado.

    Por culpa de esas clases que eligen matarse lentamente con droga, le quitan la opción de vivir a otros menos afortunados.

    Gracias por leerme, y por escribirme tus comentarios.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola ... bueno yo creo q se tratan de dos puntos diferentes y no nos debes de meter a todos en el mismo saco, una cosa es la guerra contra y por el narcotrafico y otra es la lucha que tenemos todos los activistas contra el maltrato y abuso de un animal inocente ... y bueno ps alla las grandes estrellas que buscando ganar mas publicidad ps se valen de la causa ... siempre en una guerra habra victimas y victimarios ... tanto inocentes humanos como no humanos ...

    ResponderEliminar
  4. Hola, danielix. Gracias por leerme, y dejar tu comentario.

    Yo no tengo nada en contra activistas serios. Mi problema son los extremistas, o los que adoptan poses para "salir en la foto", sin sentir de verdad el compromiso con la causa.

    Y eso pasa en cualquier tendencia política, o social, o ideológica: derecha, izquierda, de en medio, arriba y abajo.

    Y ese es mi problema: Que haya gente que grita a los cuatro vientos apoyar una causa (valiosa, claro) como los animales, saliendo en la tele, y haciendo escándalo... pero por otro lado no ve contradicción en apoyar otra actividad que está costando vidas humanas. Como el narcotráfico.

    A esas personas en mi rancho se les llaman figurines "de dientes pa'fuera".

    Gracias y espero seguir en contacto.

    ResponderEliminar