miércoles, diciembre 26, 2007

Aumentan los mexicanos en Florida

FORT MYERS, Florida — Desde que llegué a Florida, hace como año y medio, noté que había muchos mexicanos.

Lo cual no es raro en California, Texas o Nuevo México (y ahora hasta en Nueva York y Chicago). Pero no en Florida.

Porque cuando uno piensa en Florida, lo primero que se le viene a la mente son playas. Miami. Lagartos y pantanos. Disneyworld.

Y claro, cubanos. O puertorriqueños. Gente con guayaberas, puros y una pancarta que diga "Muera Fidel", o "Abajo Fidel" o "Cualquier-Cosa-Contra Fidel".

La última imagen que se nos viene a la mente cuando pensamos en la paradisiaca Florida son mariachis, tacos y la Guadalupana.

Pero eso es lo que me encontraba entre más conocía Florida: Mexicanos.

¿Seré nomás yo?, pensé. Quizá —por culpa de mi mexicanez— estaba siendo poco "objetivo".

Pero no: Es verdad, cada vez hay más mexicanos en Florida.

Por supuesto, hay mucho cubano y puertorriqueño. Y también sudamericanos (sobre todo colombianos y venezolanos, al menos de este lado oeste de la península).

En Miami ha crecido la comunidad centroamericana como nunca, a tal grado que a hasta a algunos cubanos "de la vieja guardia" les sorprende.

Igual o más que cuando a los gringos les sorprendía la oleada cubana de la década de 1960.

Según las cifras del Censo, en el Suroeste de Florida los mexicanos son mayoría. "Oficialmente".

Pero alunos sudamericanos con los que platicaba al respecto les sorprendió esta información. La consideran "equivocada".

Para ellos, en cambio, son precisamente los sudamericanos los que están creciendo y son mayoría. No los mexicanos.

(Quizá sea un esfuerzo de lograr algo de prominencia en Estados Unidos, al menos en un estado, luego de que los mexicanos somos mayoría en casi todo el resto.)

La verdad es que los colombianos, puertorriqueños, venezolanos y cubanos son más visibles que los mexicanos en Florida. No necesariamente más numerosos.

Los mexicanos y centroamericanos (que en otros estados del país son mayoría absoluta y evidente) están muy escondidos en Florida. Por lo menos en la parte donde vivo, el Suroeste.

Generalmente, por lo que he podido ver, los mexicanos y centroamericanos viven en comunidades agrícolas, y siguen con sus tradiciones y costumbres. Provienen de zonas pobres, tienen un nivel escolar menor, y trabajan en labores más de campo y construcción.

Muy distinto a los demás hispanos: Los sudamericanos llegan en avión, son de clase media y tienen profesiones. Su presencia es más visible, y cuando hay actos públicos o cívicos siempre participan, aunque no tanto como cubanos y puertorriqueños.

Al menos participan más que los mexicanos, que no se quieren meter en problemas, y prefieren vivir sus vidas aparte.

Los cubanos y puertorriqueños dominan más los puestos de gobierno y empresas, quizá porque tienen más tiempo en Florida. O quizá porque no tienen problemas en conseguir papeles, como los demás hispanos.

(Los cubanos reciben residencia legal al tocar suelo norteamericano, y los puertorriqueños son ciudadanos americanos de nacimiento.)

Pero según los números, el 60 por ciento de la población hispana en el Suroeste de Florida son de origen mexicano. Aunque no son cifras muy confiables: Pocos se dejan contar. La mayoría son trabajadores temporales, que vienen y van con las cosechas.

El periódico Nuevo Herald de Miami publicó este artículo recientemente, donde estima que la población mexicana de Florida llega a medio millón de personas. Y en Miami, está creciendo como nunca: Calculan que uno de cada diez hispanos es mexicano, según el diario.

Pero a diferencia de otros condados del estado, los mexicanos que llegan a Miami no son agricultores, ni obreros. Generalmente son profesionales que llegan a los medios, las artes y hasta como jefes de corporaciones.

(¿Estrellas exiliadas de Televisa y TV Azteca, supongo?)

Seguramente Miami seguirá siendo cubana por mucho tiempo. Y si el régimen de la isla cambia, no significa que mejorará: Habrá que esperar una oleada de inmigrantes cubanos como nunca. Como ocurre con los mexicanos en Texas y California.

Pero el resto de Florida, con su "boom" de construcción y sus granjas productoras de frutas, verduras y ganado, es campo fértil para la llegada de más mexicanos. Como en otras partes de Estados Unidos.

1 comentario:

  1. Anónimo1:20 p.m.

    Hola Fernando, como estàs, me da gusto saber de ti, fuimos compañeros en el Diario, hoy Mlenio, saludos, espero que estes bien.
    alfredolara_38@hotmail.com

    ResponderEliminar