miércoles, junio 13, 2007

¿Onde quedó la reforma migratoria?

NOTA: Una información novedosa (al menos para mí).

Ahora sí, intentaré actualizar este blog "como Dios manda". Lo he tenido bastante descuidado, lo reconozco.

No sólo incuiré mis columnas semanales, sino también comentarios y opiniones conforme ocurran. Trataré de actualizar a diario o (si puedo, aunque no prometo nada) varias veces al día.

A ver si funciona (y aguanto el ritmo).

LA REFORMA QUE SE CAYÓ

Todo mundo se está preguntando qué pasó con la propuesta de reforma migratoria del Senado. No llegó a nada a pesar de tanta alharaca.

Aunque siempre he sido optimista (e incluso tuve leves esperanzas de que se aprobara) supe desde el principio que era difícil que pasara.

Porque era una propuesta hechas de retazos de aquí y de allá. A nadie le gustó. Los senadores trataban de quedar bien con los grupos extremistas de ambos lados y fueron precisamente esos grupos (los que quieren el todo o nada) los que la mataron.

Uno de los problemas es que la propuesta mezclaba dos temas que no tienen nada qué ver: Inmigración y seguridad, como si fueran la misma cosa.

Ahora, todos en Estados Unidos aplauden que no haya pasado. Todos, menos claro los indocumentados.

Espero que no sea la última propuesta. Seguro habrán más. El presidente Bush ya está moviendo sus piezas para presionar.

Ahora sí, está haciendo lo que prometió en enero de 2001. Aunque con seis años de retraso.

El problema es que el de hoy es un Estados Unidos distinto. Es un mundo distinto.

De lo que sí estoy seguro es que si se aprueba una ley al final, no les va a gustar a nadie.

Y los indocumentados van a seguir entrando porque la reforma (irónicamente) no contempla solucionar la causa de la inmigración: Los bajos salarios y falta de empleos en México.

(Vaya que descubrí el hilo negro. Esperemos que lo descubran algún día los políticos gringos y mexicanos.)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario