viernes, junio 29, 2007

El aprender idiomas no muerde

Por César Fernando Zapata

Mi hijo César está a punto de iniciar la escuela secundaria (o "middle"). Y por ello, tendrá nuevas materias de estudio que no tuvo en la primaria.

Entre esas, la de un idioma extranjero.

Comentando con él el otro día sobre el tema, recibió un ultimátum de parte de nosotros, sus padres:

"¡Pobre de ti si te atreves a inscribirte en clases de español!", lo sentencié claramente.

(Para que no quedara duda, se lo repetí en inglés. No fuera que luego me saliera con: "I didn't understand you, dad!".)

Le dejé bien claro a mi hijo que lo peor que pudiera hacer (y lo último que le perdonaríamos) sería inscribirse para aprender español.

Pero no me malinterpreten. Antes de que me acusen de antihispano, antilatino, y antinosequé, déjenme explicarles.

César ya sabe español. Lo ha hablado desde niño. Aunque no perfectamente, lo está perfeccionando todos los días con nosotros, y con toda la familia que visita de México.

Por eso, sería muy tramposo de su parte, le dije, inscribirse en clase de español para ganarse una calificación fácil. Como desafortunadamente he sabido de muchos alumnos hispanos en algunas escuelas.

(Ya sé que es bueno que nuestros hijos perfeccionen el idioma, y estoy de acuerdo. Pero ese es otro tema.)

En síntesis, la prohibición de "No Español" que impuse en mis dominios familiares no tiene qué ver con un sentimiento racista de mi parte, sino al contrario: El de obligar a mi hijo que aprenda otro idioma, además del español e inglés.

Quiero que mis hijos sean ya no sólo bilingües, sino trilingües.

"Estudia francés o alemán", le aconsejé a César. "O italiano. Si puedes, de preferencia chino o japonés".

Y no lo obligo a que aprenda sólo por presumir. Los idiomas son armas de autodefensa. Nuestros hijos necesitarán de todo el arsenal para enfrentar el salvaje mundo globalizado al que serán lanzados a competir.

Necesitarán todas las armas posibles, además de matemáticas, historia, geografía y otras materias. Y entre esas materias básicas estan los idiomas.

Por eso se me antoja ridículo y hasta peligroso (para ellos y sus hijos) las actitudes de varias personas, que pusieron el grito en el cielo cuando el Distrito Escolar del Condado Lee, en Florida, anunció, semanas atrás, que incluiría clases básicas de español en las escuelas primarias.

Ni siquiera son clases en forma: Son con DVD's y videos. Ni siquiera son clases obligatorias: Son opcionales, el que no quiera tomarla, no las tomará. Y ni siquiera es un plan permanente: Será aplicado un año a prueba.

Pero eso fue suficiente para que el Distrito recibiera muchos correos apenas se difundió la noticia.

Lo curioso es que los críticos no daban argumentos válidos (¿de verdad existen argumentos "válidos" para criticar la enseñanza de un conocimiento práctico, como es un idioma?), sino las mismas cantaletas de siempre:

"Este es Estados Unidos, nuestro idioma es inglés", decía uno de los correos. "Los que quieran entrar (al país) deben aprender inglés, el idioma de nuestra nación".

Otro decía ser "un educador retirado" que esgrimía el argumento de que al enseñar español, se bajaba el nivel intelectual y "se atontaba" al resto de la clase.

Una mujer declaraba tajantemente que sólo permitiría que le enseñaran a su hijo español "sobre mi cadáver"

Y claro, abundaban los consabidos "argumentos" de "mis ancestros llegaron a este país y aprendieron el idioma". Y bla-bla-bla...

Joe Donzelli, vocero del Distrito Escolar del Condado Lee (quien proporcionó a un servidor copias de los e-mails) confirmó que sí han recibido muchas respuestas del público sobre el tema, pero negó que todas hayan sido negativas.

"También hemos recibido e-mails positivos, en apoyo a la decisión", dijo Donzelli.

Y es cierto. Entre ellos, había un correo de una dama, que aplaudía la enseñanza de español.

"Mi hijo comenzó la escuela en el Condado Broward, donde aprenden español y francés conversacional desde kínder. Estoy muy orgullosa de decir que mi hijo hablaba fluído ambos idiomas para el 7o. grado, además de ser excelente en inglés", escribió.

"En estos días y época, ser bilingüe es una ventaja, casi un requisito", agregó.

Donzelli explicó que la decisión de enseñar español se basa puramente en el beneficio de los alumnos, pues son muchos los estudios que confirman que entre más temprano inicien los estudiantes el aprendizaje de un idioma extranjero, mejor lo retendrán.

Yo quiero entender a los que se oponen. Pero no puedo. Al menos no racionalmente.

(¿Cómo se les puede ocurrir tratar de prohibir a las escuelas que ENSEÑEN un conocimiento? ¡Si ésa es su razón de existir! Por eso son ESCUELAS, ¿o no?.)

Ahora, si recurro no al cerebro, sino a las tripas, entonces sí entiendo a estas personas: Toda su conducta la basan en miedo.

Pero creo que en vez de tenerle miedo a los conocimientos, los opositores debería salir de abajo de la cama y aprender algo nuevo.

Como otro idioma. Que se den cuenta lo estimulante que es para el intelecto.

Que se den cuenta de que los conocimientos no muerden.

O ya de perdido, que se aprendan nuevas excusas, no las mismas de siempre.

Aunque sea en su propio idioma.

E-mail: cfzap@yahoo.com
www.cesarfernando.blogspot.com

3 comentarios:

  1. Hola, César: Acabo de vivir una situación similar. Le recomendé a mis alumnos que, para ampliar sus conocimientos de programación, visitaran un sitio web cuyo contenido está en inglés. Como la mayoría de ellos no lo domina, no faltaron los comentarios de frustración y enfado; lo más curioso es que uno de ellos declaró orgullosamente: "nosotros no hablamos inglés porque somos patriotas". Como bien dices, es muy difícil de comprender racionalmente a estas personas...

    Saludos cordiales,
    Antonio

    ResponderEliminar
  2. Hola Fernando.
    Hace mucho que no leeia nada tuyo, soy un estudiante del DF, México. Y supe de tu existencia por medio del periodico "milenio", pero perdi tu rastro con tanto cambio.

    Bueno hablando de el tema creo que actualmente los idiomas juegan un papel importante ya que las sociedad se relacionan mas y eso hace que tengamos que aprender nuevos lenguas.

    Siento que el habalr español para muchos Norteamericanos es malo por que se sentirian inferiores, bueno no digo que todos piensen así pero creo que la mayoria.

    Pero por este lado, pasa lo mismo pero con las lenguas indigenas, casi nadie quiere aprenderlas por que piensan que es rebajarse.
    que chistoso ....somos como que el reflejo de alla.
    Bueno te mando saludos y espero que cheques mi blog....saludos.

    ResponderEliminar
  3. Manuel R. Medina11:10 p.m.

    Creo que tienes razón en que los estudiantes deben de aprender otro idioma para mejorar día a día.

    Como periodista deportivo te puedo asegurar que el saber más idiomas que el clásico inglés sirve de mucho en otros países, pese a que puedes "hacerla" con sólo hablar el inglés.

    P.D. Sólo un comentario, en algunas escuelas ofrecen "Spanish for Spanish Speakers", es una clase que yo tomé en la High School donde te "recuerdan" el español y te ayudan a perfeccionarlo, como estudiante en EU me sirvió de mucho a la hora de elegir la carrera de comunicólogo.

    ResponderEliminar