viernes, junio 15, 2007

¿Bush al rescate de los indocumentados?

Parece que la propuesta de reforma migratoria va a ser revivida por el presidente Bush.

A pesar de lo que se diga, Bush ha demostrado una vez más que quizá sea el único amigo de los inmigrantes indocumentados en el gobierno, como lo dijimos en un artículo pasado.

Aún en contra de lo que piensan la mayoría de sus compañeros del Partido Republicano (y algunos demócratas), Bush regresó de su reciente viaje y lo primero que hizo fue "amarrar" apoyo para revivir la moribunda propuesta, que legalizaría a más de 12 millones de indocumentados y sus familias, en su inmensa mayoría mexicanos.

Bush sabe que nada en contra de la corriente. Y sabe que tiene escasísimo capital político, después de tanto fiasco en su administración por la guerra en Irak y los recientes escándalos.

Pero parece estar dispuesto a quemar lo poco que le queda de simpatía en un tema que es una papa caliente entre los políticos. Dudo que haya otro político de alto calibre en Washington que se atreva a meter las manos por esas 12 millones de personas, en estos momentos de histeria colectiva contra los extranjeros en Estados Unidos.

Ojo: No estoy diciendo que Bush es lo mejor que le ha pasado al mundo, o la divina envuelta en huevo. El presidente ha tenido uno de los gobiernos más desastrosos en la historia reciente de Estados Unidos. Sus decisiones no han sido las mejores, sobre todo a nivel internacional.

En buena medida, la imagen tan negativa que tiene Estados Unidos en el mundo es culpa del presidente Bush.

Pero al menos en el tema de la inmigración, Bush siempre ha tratado de ser consistente en su apoyo a la legalización (o al menos, lo más consistente que puede llegar a ser un político, tomando en cuenta que a veces le varía al discurso dependiendo de quien lo escuche, o dependiendo si hay elecciones próximas).

Si se logra una reforma (la cual, insistimos, no será la mejor, ni la más adecuada, ni dejará contentos a todos, pero será algo), sería gracias a la terquedad del presidente Bush.

Esa misma terquedad solitaria que lo hizo enfrentarse al mundo en un tema como Irak.

Sería muy útil si lo aplica en favor de los indocumentados.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario