viernes, septiembre 08, 2006

Las "Asambleas Informativas" de los republicanos antiinmigrantes

DESDE LAS ENTRAÑAS DEL MONSTRUO

Por César Fernando Zapata

En una columna pasada hablamos de "la huída de los blancos" de las ciudades de Estados Unidos, hacia suburbios cada vez más alejados y "exclusivos".
Pero además de este fenómeno, ahora se está dando otro hecho igual de curioso, aunque por distintas razones: "La Huída Hispana".
Este jueves pasado, un grupito de "ciudadanos conscientes" se puso a reunir firmas en la ciudad de Cape Coral, Florida.
Cape Coral es la tercera o cuarta ciudad de más rápido crecimiento en todo Estados Unidos. Es una ciudad en plena expansión.
Y casualmente, el 40% de ese crecimiento lo representan inmigrantes hispanos, sobre todo mexicanos, porque el suroeste de Florida tiene un "boom" de construcción de casas y condominios como nunca.
Labores que generalmente realizan los mexicanos.
¿Qué buscan, pues, esos ciudadanos "responsables y conscientes" de Cape Coral?
Simple: Prohibir que lleguen inmigrantes ilegales a su ciudad. Ni más ni menos.
La iniciativa, que ya cuenta con más de 700 firmas, pide a las autoridades municipales aprobar cuatro puntos:
1) Multar y negar el permiso a negocios que den empleo a inmigrantes indocumentados.
2) Multar a propietarios de viviendas y departamentos que renten a indocumentados.
3) Negar servicios públicos municipales a cualquier persona que no sea ciudadana de Estados Unidos, excepto en casos de emergencia.
4) Que la ciudad de Cape Coral y el condado declaren al inglés como idioma oficial.
Cape Coral no está sola. Se une así a la lista de ciudades y pueblos pequeños que en todo Estados Unidos se han dado a aprobar medidas para hacerle la vida imposible a la gente sin papeles.
La tendencia inició en Hazelton, Pennsylvania, meses atrás. Siguió en Riverside, Nueva Jersey. Las autoridades municipales de ambos pueblos aprobaron medidas que prohiben a indocumentados tener empleo y vivienda.
Y aunque aprobadas ya, estas leyes no se han podido aplicar del todo, debido a que hay demandas pendientes en cortes federales, interpuestas por grupos defensores de inmigrantes y de derechos humanos, quienes afirman que las iniciativas violan derechos civiles y constitucionales.
En Florida, las ciudades de Palm Bay y Avon Park tuvieron propuestas parecidas hace meses, pero fueron rechazadas cuando se sometieron a votación de sus cabildos.
Esta tendencia parece aumentar y no disminuir. Día a día más ciudades están considerando medidas similares.
¿Qué buscan los que proponen estas medidas?
La señora Toni Insolia, una de las que ayudó a recabar firmas en Cape Coral, dijo al diario The News-Press de Fort Myers que el motivo es "porque la cultura de Estados Unidos está cambiando".
Acusó a los inmigrantes (hispanos) se no adaptarse al "American Way of Life" como los inmigrantes del pasado.
"Llegaremos a ser extraños en nuestro propio país", sentenció Insolia al periódico.
¿Tendrá razón? ¿Están los Estados Unidos a un paso de una reacción anti-hispana de parte de su población?
Todo puede pasar, claro, pero no creemos que esto ocurra así.
Esto no es un sentimiento generalizado. Los que proponen medidas así, saben bien que tienen escasas probabilidades de que se aprueben.
Lo que buscan es notoriedad, salir en la tele. Y jalar agua para sus molinos políticos.
El escándalo siempre atrae a los medios. Sobre todo si los chicos malos de la película son mexicanos.
Y aún en dado caso de que tales medidas se aprobaran y entraran en efecto (si no son rebatidas antes por las cortes federales), no tendrían demasiado efecto.
La mayoría de éstas ciudades son pequeñas, y están rodeadas de muchas otras ciudades o suburbios con distintas leyes.
Lo único que un inmigrante tendría que hacer para evadir la ley, es mudarse unas cuantas cuadras, cruzar el límite municipal y ya. Las leyes anti-inmigrantes no lo alcanzarían allí.
De hecho, eso está ocurriendo ya: "La Huída Hispana" está haciendo que los indocumentados se muden a zonas menos intransigentes, abandonando de paso sus empleos y buscando otros.
Esto, claro, afecta a muchos empleadores, sobre todo los que dependen de la mano de obra mexicana y latina.
Esta misma emigración ocurrió en California durante el gobierno del ultraderechista Pete Wilson. Y está ocurriendo en Arizona y otros pueblos de la frontera, donde hay sheriffs a quienes les encanta que Fox News los retrate como "los cowboys que siempre atrapan a su mexicano".
En el fondo, esto ocurre no por un sentimiento de racismo de todos los norteamericanos en general, sino por culpa de la inactividad del Congreso en Washington por aprobar una reforma migratoria.
Para no tomar el toro por los cuernos, y darle vuelta al asunto, los republicanos se inventaron una serie de "consultas" para tratar el tema migratorio con las bases.
Son algo así como "Asambleas Informativas" pomposas, sin más justificación que la de hacer ruido.
Seguro Andrés Manuel López Obrador le copió la ideita a los republicanos.
Con este cuento, los senadores republicanos ya se han ido de paseo por varios estados haciendo sus "consultas" para "escuchar de viva voz al pueblo" antes de tomar una decisión.
Como todo mundo sabe, estas consultas y audiencias son puro teatro, igual que las "asambleas" de AMLO. Los republicanos lo hacen simplemente para ganar tiempo, y que pasen las elecciones de noviembre.
Mientras llega el "Election Day", los senadores pueden seguir con su retórica anti-inmigrante en sus comerciales, y echarse en la bolsa el voto de los de ultraderecha (que son los que casi siempre votan).
Una vez que los senadores estén cómodamente reelegidos, después de noviembre, entonces sí van a sentirse seguros de tratar el espinoso tema de qué hacer con los más de 12 millones de indocumentados que viven en el país. Antes no.
Mientras tanto, seguirán los grupillos locales deseosos de reflectores, recaudando firmas contra los inmigrantes hasta en el más pequeño pueblecito de Kansas.
Y los inmigrantes seguirán esperando.
Y mudándose.

QUE BUENO QUE EL INTERNET ES PERREDISTA

En internet no faltan los llamados de grupos lópezobradoristas para boicotear "productos gringos", porque dizque son miembros del "compló" que le arrebató la presidencia (como si fuera de él) a AMLO.
El orgulloso y patriotero llamado pide consumir sólo productos mexicanos, y dejar de comprar "porquerías transnacionales", como Sabritas, Coca-Cola, artículos que vende Wal-Mart, y dejar de usar los bancos como Banamex.
Vaya, hasta piden a la gente que deje de ver la televisión porque Televisa y TV Azteca (claro) también fueron miembros del compló.
Bueno, como medida naturista y dietaria, me parecen recomendaciones positivas. Pero si los que promueven este boicot quieren dar un mensaje político congruente, creo que andan medio desubicados.
Digo, el internet y las computadoras no las inventó un lopezobradorista, mientras andaba matando tiempo entre partidas de dominó en uno de los campamentos del Zócalo.
Hasta donde me acuerdo, estos inventitos también son "porquerías transnacionales", ¿no?
E-mail: cfzap@yahoo.com
www.cesarfernando.blogspot.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario