viernes, julio 07, 2006

Yo voté por Calderón… Pero me hubiera gustado que ganara AMLO

DESDE LAS ENTRAÑAS DEL MONSTRUO

Por César Fernando Zapata

FLORIDA, Estados Unidos – Nancy es venezolana, inmigrante relativamente reciente a Estados Unidos.
Cuando las primeras elecciones donde se postuló Hugo Chávez, ella estaba en Venezuela.
“Yo fui una de las que votó por él”, confiesa abiertamente, sin tapujos.
Hace una pausa y agrega con un suspiro: “No debimos de haberlo hecho”.
Hace poco fue a Venezuela, y reconoce que la mayoría de los ex chavistas ya se dieron cuenta de su error. “Ahora, lo que hay que hacer es sacar a Chávez, a como dé lugar, antes de que haga aún más daño al país”, clama Nancy.
Me acordé de la anécdota después de ver las reacciones de los seguidores de Andrés Manuel López Obrador, al saberse de su apretada derrota ante Felipe Calderón.
Antes de mudarme a Florida, días antes de las elecciones de México, platicaba en Texas con varios amigos del tema:
“Sería terrible para el país que ganara López Obrador”, comentaba alguien, mientras comíamos. Varias personas (todas ellos mexicanos inmigrantes en Texas) asintieron, dando la razón.
Yo lo pensé muy bien antes de hablar. Dí una masticada a la pechuga de pollo frito que me estaba comiendo, y me aventé:
“Pues yo confieso que vote por Calderón… pero me gustaría que ganara López Obrador”.
Silencio total. Miradas taladrantes. La pechuga de pronto se sintió demasiado fría.
“Pero qué te pasa?” , al fin preguntó alguien. “Eso sería terrible para México!”.
Todos asintieron, casi regañándome con la mirada. La pechuga ya estaba enterrada en el plato.
E insistieron: “Sería como Venezuela con Hugo Chávez!”
“No creo”, me atreví a disentir.
Debo aclarar: No apoyo, ni soy seguidor de López Obrador. El tipo puede ser el mejor del mundo, como dicen sus admiradores, pero todas esas virtudes se le caen al piso, a mi parecer, por sus actitudes mesiánicas.
(Prefiero mil veces a alguien quizá “menos brillante”…. pero que acepte sus errores, su humanidad.)
Por eso, nunca he pensado que López Obrador fuera a ser buen presidente.
Y sin embargo, insisto: Hubiera querido que ganara.
Me explico, como les expliqué a mis amigos en Texas:
AMLO hubiera sido no un Hugo Chávez, o un Fidel Castro. Porque no es, ni nunca ha sido, un izquierdista. Ni siquiera de pantalla.
No, de haber ganado López Obrador las elecciones (o de ganarlas, si le hace caso el Tribunal Electoral a sus reclamos), se me antoja más una segunda version de Luis Echeverría o de López Portillo.
Habría durante su sexenio obras faraónicas, acarreados al por mayor, y dinero y dádivas para los pobres.
Eso, claro, hundiendo la de por sí tambaleante economía nacional, y beneficiando a amigos, y a compinches al más puro estilo priísta.
No veo a AMLO atacando a Estados Unidos, ni cancelando el TLC, ni creando desfiles de Brigadas Ciudadanas. No es tan tonto (o tan listo, según lo vea usted).
Repito: Se me ocurre que lo más que le da su capacidad es para ser un populista trasnochado. Un priísta de los setentas.
(Quizá sea porque, de hecho, nunca ha dejado de serlo.)
En cambio, al ganar Felipe Calderón (o Roberto Madrazo, si se hubiera dado el caso), podremos esperar seis años de este Peje-Jarabe recetado día tras día: “Ya ven como anda el país de mal… Esto no pasaría si hubieran elegido a AMLO… No hay trabajo, no hay dinero… Pero esto no pasaría si AMLO fuera presidente…” Y bla-bla-bla-bla…
Hasta el cansancio.
Los seguidores de López Obrador (algunos de los cuales rayan en el fanatismo) seguro hasta harán paros, bloqueos de carreteras, manifestaciones (violentas?) y no se tentarían el corazón en paralizar al país o incendiarlo, en “defensa de su líder”.
Y él, encantado.
Ya lo hizo en Tabasco y en el DF. Porqué no una vez más? Máxime si esta vez lo que se juega es “la grande”.
“ El momento de la verdad”. Todo o nada.
El presidente electo (en este caso, Calderón) tendrá muy poco margen de maniobra, con un Congreso dividido, y sin el apoyo de la mayoría de los mexicanos. Y como con Vicente Fox, cargaría con todas las culpas de una parálisis política de la que él no tiene mucho control.
Mientras, las cantaletas afuera de Los Pinos: “ Ya ven! Esto pasa porque no votaron por AMLO. Porque le robaron la elección. Porque hubo complot. Porque se robaron las urnas. Porque no se contó voto por voto. Porque mi abuelita no tiene ruedas de bicicleta…Etc., etc., etc.”
Y para rematar, el colofón de siempre, como el slogan de Coca Cola: “…Si AMLO hubiera ganado la presidencia, todo sería mejor.”
Lo increíble es que hay gente que de verdad cree esto.
Cuál sería el futuro? Seguro la presidencia de Calderón no sera muy distinta a la de Fox. No se notarán grandes cambios, las mejoras no seran muchas, ni espectaculares (por lo menos no habrá segundos pisos en la México-Toluca, ni trenes bala).
Y al final de su sexenio, Felipillo terminará criticado, víctima de burlas, ataques y miles y miles de “Se los dije” de los seguidores de AMLO.
Hay que tomar en cuenta que a pesar de su derrota, el Peje tendrá mucha fuerza política. No parará de buscar los reflectores. Será una piedrota en el zapato para cualquier presidente.
Y si en 2006 López Obrador se presentó a la candidatura como si fuera Jesucristo, después de seis años de una segunda (fallida) presidencia panista, ya se pueden esperar que en el 2012 llegue convertido en el mismo Dios padre por sus seguidores.
Y entonces si, nadie lo podrá parar.
“Si, pero si hubiera ganado López Obrador, se hubiera llevado a México entre las patas, al abismo, en solo seis años” , comentó uno de los amigos en Dallas. “Sería un costo muy alto para el país dejarle el poder”.
“No creo tampoco”, respondí.
Hubiera sido muy difícil, cierto. Pero a la larga, AMLO tampoco hubiera podido mejorar las condiciones de vida de la gente. Con un Congreso en contra, y un país altamente dividido (por él), sería cuestión de tiempo para que mucha gente se diera cuenta del error que cometieron al votar por él.
La imagen de Non-Plus Ultra, de Santo y Superhéroe que tienen de él tanta gente, se les caería del pedestal y se haría añicos en solo tres años. Como le pasó a Fox.
Y entonces su imagen pasaría de Semi-Dios, a lo que verdaderamente es: Un politico con defectos, humano y no muy brillante. Y peor: Con ansias protagonistas y un ego enorme (o qué puede uno pensar al ver cómo se compara con Jesucristo y se autoproclama un “Rayito de Esperanza”?).
Me dirán: “ Bueno, si tanto queries que ganara el Peje, porqué no votaste por él?”
Confieso que de momento no lo pensé. Esto se me ocurrió semanas después de haber enviado mi boleta de votación por correo desde Dallas.
La “relevación” la tuve cuando vi videos de las actitudes mesiánicas del Peje, y los festejos de sus seguidores. Y me dije: “Como me gustaría que ganara para que la gente despertara…” Pero ya era demasiado tarde.
De qué serviría a México una eventual presidencia del Peje? Habría que recurrir a la ciencia para explicarlo.
Los científicos saben que, para que un organismo se inmunice contra ciertas enfermedades, a veces es necesario contraerlas. Al final de la fiebre y los dolores, el organismo termina fortaleciéndose, y quizá nunca más contraerá el mismo mal con tanta intensidad.
México aún no se ha curado del todo del mal del populismo priísta. Ha estado un poco aletargado ultimamente, pero sigue latente. Tanto, que hay quienes desean que regrese.
AMLO entonces sería la vacuna: Una version (chafona) de esa enfermedad. Cuando los mexicanos se desencantaran de él, al ver que su presidencia no cumpliría todo lo prometido, terminaría su sexenio como sus ancestors ideológicos, Echeverría y López Portillo.
(La Colina del Pejelagarto?)
Pero para entonces, afortunadamente, los mexicanos ya estaríamos inmunizados del populismo por un buen tiempo. O quizá para siempre.
Serían seis años de enfermedad que nos tumbaría en cama, cierto, pero al final saldríamos fortalecidos. Y de paso, se le caería el teatrito de infalibilidad y mesianismo del Peje y pasaría a ser humano. Como todos nosotros.
Y si eso pasara, aquellos que ahora gritan: “Ya ven, hubieran votado por AMLO”, nos dirían, como Nancy la venezolana: “Porqué tuve que votar por él?”
Ahora, siempre hay que darle a todos el beneficio de la duda. De pronto estoy totalmente equivocado, y un presidente Andrés Manuel López Obrador quizá no hubiera salido tan malo. Es más, desearía que hasta saliera un buen presidente, como el que México necesita desde hace tantos años.
Estoy seguro de que tanto perredistas, priístas y hasta panistas estarían gratamente sorprendidos y felices de que nuestros temores se dispiraran, al tener un excelente presidente, fuera del partido que fuera.
Pero en fin, como dice el dicho: El “hubiera” nunca existió.
Sin embargo, les adelanto una exlcusiva:
Desde ahora, ya sé el candidato que el PRD va a postular a la presidencia del 2012: Ni más ni menos que el mismísimo Dios Padre, como ya mencioné.
Que AMLO nos agarre confesados!

cfzap@yahoo.com
http://cesarfernando.blogspot.com

9 comentarios:

  1. Luis Felipe Abreu Quijano8:54 p.m.

    Tienes razón, yo últimamente he pensado lo mismo: ¡Ojalá hubiera ganado el Peje!.

    Donde creo que te equivocas es cuando dices que AMLO no sería como Chávez porque no es un izquierdista. Dime tú, ¿cuándo lo fue? Chávez ha sido siempre un militarista.

    El problema está en las actitudes de ambos, una en particular, no aceptar las críticas e intimidar a aquellos que lo hacen. Una prueba de ellos, aquí en México, es La Crónica que se ha visto amenazada por funcionarios públicos del gobierno del D.F. y por simpatizantes del Peje.

    En fin, ya veremos qué pasa en 2012.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, no soy ningún experto en política, pero a mí parecer, Chavez y AMLO son cosas muy distintas, empezando porque Chávez es un militar y AMLO no.

    He conocido y platicado con un par de venezolanos, y ello me ha hecho voltear a ver (hasta donde mis limitadas capacidades me permiten) al pueblo venezolano; y la vaga impresión que me he quedado es que són gente con cierta ternura e ingeniudad en su trato personal, aunque son muy amables y agradables, eso que ni que, pero yo creo que las cosas siempre pasan por algo. La "experiencia chavista" que se han conseguido debe estar pasando por algo.

    En México, no en vano se ve por las calles a niños golpeando a otros niños con actitudes ñoñas y tiernas.

    Yo creo que con todos sus defectos, el mexicano promedio aún tiene presente en su actitud ante la vida una buena dosis de instinto animal, lo cual creo que es saludable para el medio en que nos toco vivir día a día.

    Y a ese medio hemos llegado gracias a diversas prácticas políticas, económicas y sociales, es decir, abusos de autoridad, avaricia desmesurada de los empresarios, discriminación de clases, y un largo etc.

    Cada pueblo tiene el gobierno que se merece (con todo y su pafernalia). Todas las cosas tienen una razón de ser.

    Saludos***

    ResponderEliminar
  3. Leonor1:08 a.m.

    He leido varias de tus editoriales ahora mismo, de hecho a hasta puse un link en mi blog recomendado el tuyo, pues tu opinion en estos temas me ha parecido muy interesante, especialmente ahora depsues de lo que paso el 20 de nov y hoy mismo.
    desgraciadamente en la sangre llevamos la cruz, pues nos la hemos pasado desde tiempos de los aztecas esperando la llegada de un dios.
    en este casp como senalas Lopez Obrador que dice que nos rescatara de la pobreza, de los malos gobiernos, etc etc etc ahora muchos ven en el la solucion de todos nuestros problemas.
    Es mas la verdad es que estoy pensando seriamnete embarazarme y ser madre soltera asi me dan una beca para la maestria -por que las del CONACYT estan muy peleadas-. en fin hay mucho que decir del tema.... van a ser 6 muyyyyy largos anios.

    ResponderEliminar
  4. 6 años después, tu predicción sobre la venida del Dios PEJEhová se ha confirmado!
    Pero esta vez, es más un plato de tercera mesa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo4:31 a.m.

      Gracias a ti gané "Haiga sido como haiga sido" Atte. Felipe del Sagrado Corazón de Jesús Calderón Hinojosa.

      Eliminar
    2. De nada mi Presi, para servirlo a usted y a México. A ver cuando nos comemos un ceviche de pejelagarto, aunque solo es plato de "tercera mesa" pero lo disfrutamos con gusto por que ya es una especie en peligro de extinción

      Eliminar
  5. Anónimo3:34 a.m.

    Que curioso que esta nota no te dice que Obrador fué nombrado el segundo mejor alcalde del mundo durante su gestión, que no endeudó el DF, que jamás le quitó la casa, coche o propiedades a ningun ciudadano durante su gobierno, que el DF fué la entidad de la republica con la mayor inversión privada del país, y que creó la universidad autonoma de la ciudad de México, que tuvo y tiene hasta la fecha excelentes relaciones con empresarios, y que tanto Chávez como AMLO han negado conocerse, 6 años después ¿Quién resultó el peligro para México? 60 000 muertos en una guerra estupida, cierran mas de 150 mil empresas por la violencia, 7 millones de ninis, 2.5 millones de mexicanos pierden su empleo en 2008 por un presidente que ganó "haiga sido como haiga sido", lo siento pero "Estaríamos mejor con López Obrador" (yo voté por Calderón creyendome estas patrañas, lo siento, pero me arrepiento)

    ResponderEliminar
  6. Anónimo3:45 a.m.

    Me hizo falta mencionar que en este sexenio panista hay 15 millones más de pobres (se lo debemos el presidente del "empleo"), y antes que salga un panista a mencionar a Bejarano (o algo así) eso ya se ha aclarado mil veces, AMLO se distanció de él hace 7 años, y el mismo Carlos Ahumada ha aclarado las malas intenciones del gobierno federal para enlodarlo a Obrador (Está en youtube de su propia voz). Me dió tanta risa leer en el artículo que Obrador es un Priísta a la "antigüita" con "acarreados" ¿no le duele la lengua al PAN? Llevando acarreados al estadio azul, y lo peor !ni siquiera lo hacen bien! Estadio semi vacío (eso si, va a sólo 4 puntos....pero de Quadri), no pudieron seleccionar a candidata mas mediocre como politica, ausente en el 94% de las sesiones en el congreso (como plurinominal), desviando 55 millones de pesos en Sedesol para campañas panitas (comprobado), mediocre como secretaria de educación (Mandaba Elba Esther), Luego de todo esto ¿Hay algun masoquista que quiera seguir votando por el PAN? Hace unos días en 3 Marías los pobladores confrontaron a JVM con el mediocre desempeño que ha tenido el gobierno panista, la sacaron a patadas, eso sí, va en segundo lugar muy por delante de Obrador..Señores como conclusión final, puede que no les caiga bien AMLO, y estan en su derecho, pero hagamos pasiones a un lado y miremos sus numeros, lo que entregó como jefe de gobierno en el DF, de como recibió el DF lo entregó mejor, y eso es 100% comprobable, JVM ha tenido un desempeño mediocre y gris, y su antecesor peor, AMLO 2012.....ATTE UN EX PANISTA (CHINGO A MI MADRE SI VUELVO A VOTAR POR EL PAN)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "En cambio, al ganar Felipe Calderón (o Roberto Madrazo, si se hubiera dado el caso), podremos esperar seis años de este Peje-Jarabe recetado día tras día: “Ya ven como anda el país de mal… Esto no pasaría si hubieran elegido a AMLO… No hay trabajo, no hay dinero… Pero esto no pasaría si AMLO fuera presidente…” Y bla-bla-bla-bla…
      Hasta el cansancio...."
      Mis respetos para César Fernando, que con 6 años de anticipación predijo la venida de PEJEhová y la situación actual.

      Eliminar