viernes, mayo 19, 2006

George W. Bush: ¿El mejor aliado de los mexicanos?

DESDE LAS ENTRAÑAS DEL MONSTRUO

Por César Fernando Zapata

DALLAS, Texas — El año era 2000. Año de esperanza, de aspiraciones, de renovación.
Vicente Fox acababa de ser electo presidente de México, el primer no priísta en 70 años. La democracia llegaba por fin a México.
En Estados Unidos, otro ranchero botudo y campechano había sido electo presidente. (Aunque de manera muy dudosa.) Se llamaba George W. Bush, quien además, era cuatísimo de Fox.
El "hombre más poderoso del mundo" hablaba poquito español. Comía enchiladas y tacos en su casa, y tenía amigos a ambos lados de la frontera.
Por primera vez en la historia se veía un acercamiento real entre México y Estados Unidos. Incluso en el plano personal: En ningún otro momento del pasado los dos presidentes habían sido tan amigos.
Sobre todo, a Bush le importaba mucho el destino de los millones de inmigrantes indocumentados que vivían en Estados Unidos. Desde que era gobernador de Texas, nunca ocultó su deseo de que se les pudiera dar papeles.
Ese año 2000, el coordinador de la Oficina de Atención al Migrante de Fox, Juan Hernández, visitó Dallas. En el Consulado de México dio una rueda de prensa con los medios, donde detalló los grandes planes que tenía el gobierno de Fox para "hacerles justicia de una vez a los Very Important Paisanos".
Cuando nos tocó el turno en la rueda de prensa, le preguntamos a Hernández: "Vamos a adelantarnos en el tiempo. ¿Cómo ve la relación entre Estados Unidos y México dentro de seis años, cuando termine el gobierno de Fox?"
Los ojitos verdeazules de Hernández le brillaron más de lo acostumbrado: "Yo creo que nos vamos a sorprender de todo lo que vamos a haber logrado para entonces", respondió entusiasmadísimo. "Estos próximos años vamos a ver actos de acercamiento y cordialidad como nunca antes, y beneficiará a ambos países".
Debo confesar que entonces todos le creímos. Hasta yo.
Bueno, ya estamos aquí, seis años después. Es el 2006. El futuro nos alcanzó.
¿Y qué pasó? El Senado de Estados Unidos acaba de aprobar la construcción de una valla triple en la frontera. Y George W. Bush, el presidente cuatísimo de Fox, mandó a 6,000 soldados de la Guardia Nacional a proteger el límite con México.
¿Qué onda? ¿Dónde perdimos el avión?
¿Bush nos traicionó? ¿Fox no pudo con el paquete?
Permítanme por esta vez hacerle de abogado del Diablo. Voy a defender a uno de los peores Judas de los últimos años: El presidente George W. Bush.
Para ser justos, Bush sí tenía la intención de acercarse más a México. De hecho, una de las críticas que más le hacían era su total desinterés sobre asuntos internacionales. La suya sería una "presidencia doméstica".
(Vaya, hasta se burlaron de él cuando no supo responderle a un reportero que le preguntó el nombre del presidente de Pakistán.)
Y en los primerísimos lugares de su agenda doméstica, estaba México. ¿Se acuerdan que Bush incluso escogió a México como su primer destino internacional como presidente? Siempre había sido Canadá el primer país que el presidente de Estados Unidos visitaba. Bush quiso dejar bien claro su intención: México es mi mejor amigo, parecía decir. Hasta los canadienses se sintieron.
Pero luego vinieron los ataques terroristas del 9/11. Y todo cambio.
A pesar del propio Bush.
La legalización y la política de "buenos vecinos" quedó relegada. Durante cinco años. Y Bush, muy a su pesar, debió tomar el papel de un "Presidente de Guerra".
Vinieron Afganistán, luego Irak, y tantas otras broncas. Corea del Norte, China, Rusia, terrorismo... ¿Y México? Olvidado.
Cuando parecía que tenía un respiro para solucionar el asunto pendiente de la inmigración, Bush nos responde enviando al Guardia Nacional. ¿Porqué?
En realidad, Bush quería amarrar navajas, quedar bien con todos. Sí, envió la Guardia Nacional, PERO sólo 6,000 efectivos, de manera temporal, que se reducirán a 3,000.
No irán armados, ni detendrán indocumentados. En cambio, harán labores de "apoyo" y "logística" para ayudar a la Patrulla Fronteriza.
Van hasta a ir de albañiles, a construír caminos.
El problema es que la medida cayó mal tanto en México como en Estados Unidos.
En México, periodistas, analistas, y "expertos" se la pasan acusando a Bush de darle "una bofetada" a Vicente Fox. "Una muestra más de que Estados Unidos sólo tiene intereses, no amigos", dicen.
Irónicamente, los gringos tampoco quedaron conformes. ¿A qué manda Bush a la frontera a los militares de la Guardia Civil, si no les va a dejar andar armados, ni tener contacto con los indocumentados?, se quejan los ultraconservadores.
"Más bien van a servirles donas y café a los agentes de la Patrulla Fronteriza", dijo un lector en una carta al periódico Dallas Morning News.
Así, mientras en México esta medida se ve como un ataque a los mexicanos, los gringos lo ven al revés: Una muestra más de la debilidad y parcialismo que Bush tiene hacia nuestro país.
Sigue en "la necedad" de darles amnistía a los ilegales, aunque no lo digan, acusan los conservadores. "Un zorrillo con otro nombre, sigue oliendo igual", dicen.
Hay que aclarar una cosa: La medida de Bush es política, no militar. No se diseñó para atacar a los mexicanos, sino para acallar a los extremistas de su propio partido, y dar chance a que se apruebe la reforma migratoria que daría papeles a millones de mexicanos.
Exigir algo sin dar a cambio alguna concesión no es política. Y eso lo entiende Bush.
Por otra parte, el asunto del muro no fue iniciativa de Bush. Es cosa del Senado. El cual está controlado por republicanos, muchos de los cuales son del "ala dura". Algunos de éstos son decididamente antiinmigrantes y antimexicanos, y tienen miedo que cualquier acción en favor de una amnistía les cueste la reelección en noviembre.
Por eso, no entendemos la necedad de los mexicanos de tomar todo este asunto como una afrenta personal de parte de Bush. Si hay alguien que ha luchado con dientes y uñas desde su primer día en la Casa Blanca por lograr beneficios para los inmigrantes, ése es precisamente el presidente. A pesar de las críticas de su propio partido.
¿Que entonces porqué tiene un nivel de aprobación bajísimo? (Alrededor del 23%? Igual que en los peores momentos de Jimmy Carter y Richard Nixon.)
No es por "atacar a los mexicanos", aclaremos. Es por la Guerra de Irak. Es porque no cumplió con su promesa de controlar el gasto del gobierno. Es porque no ha podido atrapar a Osama bin Laden. Es por su terquedad de no escuchar a los que se le oponen. Es por todos los escándalos de corrupción que sus colaboradores y amigos han hecho durante los últimos seis años. Es por tantas muertes de soldados en una guerra que ya se antoja inútil y desgastante. Es por los altísimos precios de la gasolina. Es por la ineptitud del gobierno en el tema de Katrina.
Es por tantas cosas.
Y esto seguramente le va a costar el control del Congreso a los republicanos en las elecciones de noviembre.
Bush lo sabe. Por eso trata de salvar lo poco que le queda de popularidad, por lo menos entre los hispanos. Por eso trata de aprobar una medida que dará papeles a los indocumentados, y quizá ciudadanía. Con el tiempo, estos nuevos ciudadanos podrían votar por los republicanos.
Si no se aprueba ninguna medida migratoria, Bush sabe que esos hijos de inmigrantes (que sí son ciudadanos) seguramente se irán a votar por los demócratas, como ocurrió en California luego de la desastrosa campaña del ex gobernador Pete Wilson y su Propuesta 187.
Además, no sé de qué tanto nos espantamos los mexicanos porque los gringos pongan soldados en sus fronteras. México tiene soldados en las fronteras norte y sur desde hace mucho tiempo... Revisando a todos, hasta a ciudadanos mexicanos. Y nadie ha protestado.
En varias ocasiones, militares mexicanos (fuertemente armados con ametralladoras y rifles al hombro, conste) me han detenido en la carretera cuando viajo rumbo a la frontera, para revisarme. Varias veces, mientras he viajado en autobús, los soldados en los retenes nos han bajado a todos los pasajeros (de noche inclusive) y nos han revisado uno por uno, pidiéndonos la tarjeta de elector.
¿Qué cree usted que han estado haciendo estos militares mexicanos? ¿Labores de "logística"? ¿Construyendo caminos? Claro que no.
Buscan inmigrantes ilegales de Centroamérica, por supuesto. O delincuentes buscados por la ley. O narcotraficantes.
¿Debe eso preocuparnos? Claro que no. Mientras usted no sea delincuente ni narcotraficante, ni terrorista, no tiene porqué sentirse agredido.
Al contrario: Me sentiría agredido si me doy cuenta de que los soldados NO están cumpliendo con su trabajo.
En ningún momento estos militares han sido irrespetuosos, violentos o agresivos. Siempre muy serios, correctos y hasta parcos.
¿Porqué debería ser distinto con los militares gringos?
Dicen los críticos que es los militares americanos no están "capacitados" ni "entrenados" para tratar operar en la frontera, con indocumentados.
Perdón, ¿y los militares mexicanos sí lo están? ¿Tienen los soldados mexicanos mejor entrenamiento que los gringos? Por favor.
(En todo caso, habría que preguntarle su opinión a los inmigrantes centroamericanos que cruzan por México. Ellos sí que tienen historias terribles que contar al respecto.)
Hay que ser claros: Los gringos tienen todo el derecho del mundo de poner en su territorio cuantos soldados o rifles o tanques quieran. Por mucho que nos duela.
Es el mismo derecho que tiene México y cualquier otro país de hacer lo mismo.
¿O quién se atrevería a criticar a Cuba por poner a sus militares a cuidar sus costas o fronteras? ¿O a Brasil, a Venezuela, a Francia o China?
Usted cree que estos países ponen a sus soldados sólo a "hacer labores de logística y apoyo", y sin armas? Claro que no. ¿Y quién protesta?
De hecho, todos esos países seguramente ya tienen militares desde hace mucho tiempo en la frontera. Armados y preparados para defender su territorio.
Quizá Estados Unidos era uno de los pocos países del mundo que no lo había hecho, hasta hoy. ¿Porqué entonces los criticamos?
¿Porqué todos los demás sí pueden y los gringos no?
Al contrario, creo que Estados Unidos está cometiendo un enorme error, pero no por poner 6,000 militares (temporales) en la frontera con México, sino por no poner MÁS.
Por ejemplo, les falta la inmensa frontera con Canadá. ¿Porqué no ponen otros 6,000 ó 10,000 a vigilar su frontera norte?
De hecho, los terroristas del 9/11 entraron por Canadá, no por México. Y lo pueden hacer ahora con más ganas, cuando se den cuenta que toda la atención se centra en la frontera sur.
Además, los terroristas también pueden entrar por aeropuertos. Muchos extremistas musulmanes tienen pasaportes europeos, de ésos que no necesitan visa para entrar a Estados Unidos. Y no hay soldados ni retenes militares que revisen gente.
Además, para aquellos que dicen que Estados Unidos no tiene "derechos legales" de militarizar su frontera, hay que recordar que su Constitución lo permite.
Y si nosotros no queremos reconocer ese documento, por ser "interno" de los gringos, bueno, pues está el Tratado de Guadalupe-Hidalgo, que los mexicanos firmamos como país luego de la guerra donde perdimos la mitad de nuestro territorio ante Estados Unidos (para nuestra mala suerte, es cierto, pero está firmado y reconocido desde 1848).
En el Artículo XVI del Tratado, dice claramente:
"Cada una de las dos Repúblicas se reserva la completa facultad de fortificar todos los puntos que para su seguridad estime convenientes en su propio territorio".
Los gringos deben poner más vigilancia. No para detener ilegales, sino para detener terroristas. Eso también nos beneficia a nosotros los mexicanos, porque si ocurre otro ataque como el 9/11, la economía americana puede sufrir una debacle, que arrastrará a la economía de México.
Y si Estados Unidos sufre una depresión, millones de inmigrantes mexicanos quizá se queden sin trabajo, y emigren de regreso a México, donde la cosa se pondrá peor.
Bush entiende que no se trata de poner soldados y muros. Eso no detendrá el problema. La inmigración ilegal no es una causa, es el efecto de un mal mayor. Y para solucionar el problema se debe atacar la enfermedad, no el síntoma.
Por eso acepta que los extremistas de su partido se salgan con la suya, poniendo soldados y muros. Porque al aprobar esto, él los obligará a dar papeles a los más de 11 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos, y además permitir 400,000 visas de trabajo temporal cada año, para que los que quieran trabajar aca puedan entrar "por las buenas". Con todos los derechos y obligaciones de la ley.
Porque ¿qué me debe importar a mí como trabajador mexicano que hayan soldados en la frontera, si yo puedo entrar con visa?
Por eso se llama "reforma integral de inmigración". Porque abarca vigilancia, regularización de ilegales y visas de trabajo temporal. No solo muros.
Pero aprobarla así no va a ser fácil. Hay mucha oposición de los ultra-conservadores que sólo quieren soldados y deportaciones masivas.
Por eso Bush les dio una concesión: Soldados, pero no armados. A cambio de negociar visas y legalización.
Aunque no lo creamos, en estos momentos George W. Bush es el mejor aliado que tienen los indocumentados mexicanos.
Quizá los mexicanos no lo entendemos todavía, porque en política aún estamos acostumbrados al "todo o nada", el "por mis pistolas" o el famoso "hago siempre lo que quiero, mi palabra es la ley".
Por eso no damos una a la hora de aprobar reformas que le urgen al país, como la fiscal o de energía.
Quizá nuestros políticos necesiten aprender algunas clasecitas de Bush sobre cómo destrabar una negociación política dando concesiones menores a cambio de reformas mayores.
Para bien o para mal, esto es la verdadera política.
No las demagógicas, pero imposibles, "enchiladas completas".
cesarfernando.blogspot.com

9 comentarios:

  1. Anónimo11:28 p.m.

    Bienvenidos compatriotas Mexicanos al primer partido politico independiente por y para el pueblo Mexicano ACCION POR LA JUSTICIA. Desde aqui por internet votaremos y pondremos a nuestros hombres y mujeres en el poder. Personas que realmente representan nuestros intereses y no los de siempre del PRI u otros partidos afines. Ya estamos hartos de ellos robandonos lo nuestro. Haremos unos cambios reales para mejorar la calidad de vida de nuestros ciudadanos. Somos la voz y voto del pueblo soberano y apoyamos a todos los movimientos latinos que respectan y cambian los sistemas politicos, economicos, y judiciales de forma democratica. De hecho, apoyamos los movimientos latinos en los Estados Unidos el 1 de Mayo de 2006, contal que cumplieron con la mas estricta legalidad y siempre respetando los derechos fundamentales del estado democratico y de derecho de los Estados Unidos. Pinche aqui para expresar su opinion libremente y ejerza su derecho a la Libertad de Expresion. Derechos que no existen en muchas partes del mundo por desgracia. www.accionporlajusticia.com

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4:11 p.m.

    Mira me averguenzas que pienses asi ya que Bush y todos los republicanos son un grupo de Nazis que lo unico que quieren es hacerse ricos acosta del dolor y sufrimiento de los mas debiles con tu palabras haces una apologia a ser arrastrado, promueves ser poca cosa conformandote con las migajas que te lleguen estos gringos SE METEN DONDE QUIEREN, ROBAN, TRANSGREDEN LAS VOLUNTADES DE OTROS PUEBLOS HAN SEMBRADO EL ODIO, HAN MATADOS MILLONES DE PERSONAS EN NOMBRE DE LA LIBERTADESS AMERICANAS Y tu te muestras como el cordero de este gran Fiurer, deja de hacer apologia a este Nazi, Pirata y Ladron; ya basta de imperialismo yanqui los mexicanos no debemos mas ser disipulos de los yanquis debemos hacer un america latina unida , una Raza unida y ayudar exterminar a los yanquis de la faz de la tierra , Basta de ya Blin, Blin, y no envenenes la conciencia de los que tenemos orgullo, y estamos por un mundo mejor
    !!ABAJO EL RACISTA IMPERIALISMO ESTADOUNIDENSE!!

    Clickea aca mas info GRUPO ESPARTANQUISTA DE MEXICO

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:01 p.m.

    Oye Fernando, tienes al mismo genocida enfermo cagándose por todo tu blog ¿verdad? Jajaja, te compadezco compadre. El tipo es un nazi que odia a los americanos y quisiera exterminarlos. Igualito que Hitler con los judíos.
    Si fuera mi blog, borraba yo artículos tan llenos de maldad satánica, de odio incontrolable, de degeneración asesina. Son hasta criminales, al llamar a cometer los más nefandos delitos.
    Qué asco de gente, segurito que es de izquierda.

    ResponderEliminar
  4. Y luego nos preguntamos porqué estamos como estamos...

    ResponderEliminar
  5. Anónimo4:53 p.m.

    No había eschuchado algo más fascista, nazi y neófito que los comentarios de "anonimous alias !!ABAJO EL RACISTA IMPERIALISMO ESTADOUNIDENSE!!
    " Es una verdadera tragedia que un troglodita piense que el hecho de tener boca le da derecho a escupir idioteces. No estoy a favor de Bush pero comprendo que tienen el derecho de hacer en su territorio lo que se les antoje. Además creo que deberíamos hacer unas marchas para acabar con los abusos que sufren las personas de otros países cuando pasan por México, antes de chillar como cerdos contra los girngos. El problema no es Estados Unidos sino México, y ahí es donde se debe de controlar la migración. Los mexicanos deberíamos disfrutar de nuestra tierra sin tener que salir a otro país a abrazar una bandera que no nos corresponde. Por cierto, creo que no hay frase más rascista que "Raza Unida"... Saludos

    ResponderEliminar
  6. Aguila Real10:03 a.m.

    El tipo que escribió el segundo comentario (el aunti-yanqui) es una verguenza para este mundo... y estoy casi seguro que es Chavez, seguro estaba navegando con su cónyugue Castro y les dió por decir necedades!!! ;). Ni siquiera saben escribir FÜHRER, no saben ni su sexo y ya quieren opinar y decirnos lo que se debe hacer.

    ResponderEliminar
  7. Yo estoy totalmente de acuerdo en que cada quien tenga una opinión distinta del asunto de los gringos. Después de todo, Estados Unidos no es monedita de oro: Es un país formado por seres humanos, y por lo tanto, imperfectos. Pero de ahí a tener opiniones tan radicales y despreciativas hacia toda una población (muchos de ellos también buenas personas, que no tienen la culpa de lo que haga su gobierno), se me hace injusto. Es como condenar a todos los mexicanos por las trastadas que haya hecho el PRI o el PAN en la presidencia.

    Esta mentalidad cerrada e intransigente es la que ha complicado las relaciones entre México y Estados Unidos. Los intolerantes siempre agravan las cosas, a ambos lados de la frontera

    ResponderEliminar
  8. Anónimo9:01 p.m.

    señor Cesar Fernando, la verdad es que nunca habia leido algun articulo de usted, pero bueno, en temas de politica que yo buscaba me salio este articulo George W. Bush: ¿El mejor aliado de los mexicanos?, la verdad enseguida me llamo la atencion y creo que me hizo cambiar mi punto de vista acerca del presidente Bush y aunque leyendo los otros comentarios, me hicieron dudar un poco, creo que como dijeron en comentarios anteriores, "cada quien lo ve como quiere verlo" pero como usted respondio en uno.."y luego nos preguntamos que porque estamos como estamos" tal vez es porque siempre nos hemos limitado y no queremos ver mas que nuestra mirada critica hacia los Estados Unidos, y no vemos la parte buena que tiene y como a lo largo de la historia a ido cambiando, creo que usted tiene una perspectiva diferente a todo lo comun y que siempre esta; y me parecio muy interesante, por mi parte a cambiado mi manera de ver al presidente Bush con su articulo es por eso que le escribo,
    GRACIAS
    dEBY, 16 años

    ResponderEliminar
  9. Deby, gracias por tus amables palabras. Pero lo mío no es la verdad absoluta, solo expreso mi opinión, de la manera más equilibrada posible. Nada es negro y blanco, hay muchos tonos de grises en cualquier tema. A muchos mexicanos (y gringos) se nos ha olvidado esto, desafortunadamente.

    No apoyo a la intransigencia, ni a favor ni en contra de nadie. Si nosotros apoyamos las ideas radicales (por ejemplo, que TODOS los gringos son el Diablo hecho carne), entonces les estamos dando la razón a esos radicales gringos que piensan que TODOS los mexicanos somos muertos de hambre, analfabetas, que nos morimos de ganas de cruzar a Estados Unidos para hacernos "gente". Los intransigentes casi siempre son ignorantes. Y esa ignorancia es la que genera los fanatismos en todo el mundo.

    De nuevo gracias, y espero que me sigas leyendo.

    ResponderEliminar