viernes, marzo 10, 2006

¿Son los gringos limpios y los mexicanos sucios?

DESDE LAS ENTRAÑAS DEL MONSTRUO

Por César Fernando Zapata

DALLAS, Texas — Debo confesar que por primera vez en mi mexicana vida, hace algunos meses, tuve un arranque de gringuez.
Iba camino a Tampico, y pasé a hacer una escala técnica por Monterrey. Sólo de entrada por salida.
Monterrey siempre impacta al forastero. No nada más impacta: Subyuga, impresiona, aplasta, ataranta...
...SIEMPRE Y CUANDO ENTRES por la zona "correcta". Léase, la zona "nice".
(El problema es que las líneas de autobuses siempre se empeñan en mostrar las partes más, digamos, "foclóricas" de Monterrey. Las de mayores "usos y costumbres"... En el mal sentido.)
El resultado es que el "Monterrey-París" (cosmopolita, moderno y pujante que los regiomontanos se esfuerzan por mostrar al mundo... o por lo menos hacerle creer al mundo que existe) no aparece por ningún lado. Y en cambio, los alegres choferes nos recetan a los pasajeros el "Monterrey-Calcuta"... Que nadie quiere ver (y que mucho regiomontanos quisieran desaparecer).
(Conste, en Dallas también hay zonas "Dallas-Paris" que conviven lado a lado con las zonas "Dallas-Calcuta". Hasta en el Primer Mundo se cuecen habas.)
Estaba en ésas, cuando en mi arranque de gringuez, noté algo espantoso: Basura.
Basura casi en cada esquina. Amontonándose, haciendo más Calcuta la de por sí calcutesca imagen que daba la ciudad.
Ahora bien, la basura en sí no es uno de las siete plagas de Egipto. No es un castigo divino, ni ningún esqueleto que no queramos sacar del clóset. Es algo NORMAL.
Para las ciudades la basura es lo que para los seres humanos es el ir al baño: Todos lo hacen. Desde los más guapos, hasta los más feos. Desde los más ricos hasta los más pobres.
No es una vergüenza, es un proceso normal. No nos espantamos por eso. Los basureros de Chicago huelen tan mal como los de Tamazunchale, San Luis Potosí.
La bronca es cuando aparece un mini-basurero en cada esquina. Y lo peor es que al lado de pujantes y regiomontanos negocios, siempre parecen juntarse papeles, bolsas, maleza, y porquería y media... que nadie hace nada por levantar.
¿El municipio? Claro, no hay recursos. No hay camiones. No hay presupuesto.
¿Los vecinos? Claro, "yo porqué, no es mi bronca. Por eso pago impuestos".
Total, al final la mugre se acumula.
Ni los dueños de los negocios cercanos se inmutan. Pareciera que nadie se preocupa por agarrar una bolsa de plástico y levantar esa basura, o cortar la maleza.
Llegué a Tampico, mi ciudad, y noté lo mismo: Basura y maleza en zonas "de nadie". Muchos de estos desperdicios se juntan en camellones, en áreas municipales. Y parece que los camiones de la ciudad no pasan seguido (o al menos no levantan esa basurita acumulada), a nadie se le ocurre "echarles una manita" por salud propia.
Un primo mío vino por primera vez a Estados Unidos hace meses. Sólo cruzó la frontera a Texas, una visita rapidita. Pero lo primero que notó no lo olvidó: "Si vieran lo limpio que estaba todo... Las calles, las banquetas... ¡Nada de basura!", comentaba sorprendido a quien lo escuchara.
"Luego luego se nota la diferencia", insistía.
No se fijó en las tiendas. No le importaron las autopistas o el "primermundismo" que apantalla a tantos. No, a él lo cautivó la limpieza.
Y a los que vivimos aca, tristemente, nos pasa al revés: Cada vez que vamos a México notamos alarmados la basura por todos lados. No son cerros de desperdicios, aclaro, sino simplemente tierra acumulada. Hojas, bolsas de plástico, alguna envoltura aquí, un periódico allá...Maleza por todos lados.
¿Es cosa de pobreza? ¿De falta de dinero? México no es un país rico. No como Estados Unidos. ¿Cuesta tanto levantar la basura? ¿Repintar las fachadas cascarizas de casas y negocios?
"Detallitos", diría usted. Pero, ¿importan de verdad?
En Estados Unidos, no toda la gente es un dechado de virtudes. Hay gringos cochinones, igual que hay negros cochinones, asiáticos cochinones o canadienses cochinones.
Pero al menos la mayoría se cuida de tirar basura en la calle, o en su patio. No por limpios, sino por temor a las fuertes multas.
Si reincide, el cochinón puede ir a terminar con sus huesitos a la corte.
Resultado: La gente se educa. A la fuerza, pero se educa. Lo demás se sigue por costumbre.
Dicen que los gringos son muy quisquillosos en el asunto de la basura por cosas de mentalidad: Según los expertos, la cultura anglosajona y protestante le da mucha importancia al bienestar de su medio ambiente. Siempre andan buscando en qué mejorar sus casas, cómo embellecer sus jardines, cómo tener la casa más bonita del barrio.
Y ahi los tiene, todos los días cortando el pasto, arreglando el jardin, pintando una cerca. Pasan horas, días, semanas, y ellos siguen trabajando para mejorar su ambiente.
Y en ello invierten mucho tiempo y mucho dinero.
De hecho, empresas como Home Depot y Lowe's han encontrado una mina de oro para servir esa "necesidad" de los norteamericanos de mejorar su medio ambiente: Les venden desde una llave para la puerta, hasta árboles y cercas prefabricadas de jardín.
Los hispanos en cambio, dicen que somos más "relajados" en ese sentido. Que preferimos invertir nuestro tiempo libre en cultivar las relaciones familiares y personales. Que por eso somos más "tolerantes" a los pequeños "pecadillos" ambientales, como tener acumulándose en el patio de atrás el montón de latas de cerveza vacías, como blancos de stand de tiro en la feria.
Un gringo que vive en México, trató de explicar a su manera la actitud: "Es que en México son mucho más tolerantes a la basura".
Mmmhhh, suena a que está tratando de endulzar los hechos.
¿Somos los mexicanos más cochinos que los norteamericanos?
Problemas similares ocurren con los mexicanos al norte de la frontera.
En abril de 2004, en Dallas iniciaron la campaña No Manches. La Sra. Gloria Cervantes, una inmigrante mexicana, encabezó el esfuerzo que trataba de quitarle la mala fama de "cochinos" a los barrios donde viven los mexicanos.
"Fui a México hace poco y me sorprendí de lo limpio que estaba", comentó la señora Cervantes cuando arrancó el programa. "Claro, me dijeron: Es porque todos los mexicanos están en Estados Unidos"
Pero para Carlos García de Alba, el cónsul de México en Dallas, quien asistió al inicio de No Manches, el problema no tiene que ver con ser o no mexicano.
"La limpieza no es algo genético, no hay razas más limpias que otras", declaró en su turno al micrófono. "Es un asunto cultural, histórico... Es responsabilidad de la escuela, de la familia, de los medios."
Remató: "Hijo de padre cochinón, será siempre cochinón".
Tristemente la campaña no prosperó. Faltó interés de la ciudad, según la Sra. Cervantes, pero sobre todo de la comunidad.
En mi barrio donde vivo, hay una cerca blanca enorme que divide la calle principal de las calles adyacentes, donde están las casas. A algún imbécil se le ocurrió una vez usar una de esas bardas como lienzo para expresar sus tendencias grafittiescas.
Yo la vi de reojo una vez que iba al trabajo. No le presté mucha atención, aunque sí la noté con un "Oh oh" preocupado.
Pero, "mea culpa": No hice nada. Me preocupé, sí. Pero por cuestiones de trabajo, de falta de tiempo, de lo que usted quiera, no hice nada. Lo reconozco.
Al día siguiente que pasé por allí, vi una camioneta pick up blanca estacionada junto al graffitti. Allí estaba, un vecino mío (gringo), con una lata de pintura y una brocha, repintando la cerca para tapar los rayones.
Cuando le pregunté porqué lo hacía, respondió encogiendo los hombros: "Porque se ve horrible".
Nadie le pagó por hacerlo. El municipio no lo mandó. Ni él esperó a que la ciudad "hiciera su trabajo". Él mismo tomó la iniciativa y actuó, para no dejar decaer su barrio.
¿Porque no todos los mexicanos mostramos esa iniciativa? Supongo que algunos lo hacemos, pero ¿los que lo hacen son la regla, o la excepción?
Según la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales de México (Semarnat), los mexicanos tiran 15 mil toneladas de basura en "lugares inapropiados" (léase, la calle, carreteras, el campo).
Quince mil toneladas de basura en la calle... POR DÍA.
Por fortuna parece que esto ha ido cambiando. En 1995, los desechos que se tiraron en sitios no controlados (a cielo abierto) sumaron el 70% del total de la basura. Para el 2004 ya se habían reducido al 40%, según la Semarnat. Pero aún falta mucho por lograr.
En los sesentas y setentas, en Estados Unidos hubieron campañas de limpieza comunitaria. Se invitaba a familias y barrios enteros a donar un día para limpiar su vecindario. Fue cuestión de conciencia social. (Y de multas, vale decir).
¿Falta mucho para que se llegue a esto en México?
Los gringos tendrán casas muy bonitas y barrios muy limpios, pero por lo general descuidan a sus familias dicen algunos como justificación. Casi siempre las familias están destruídas o separadas.
Los hispanos en cambio tenemos familias unidas, aunque la casa no sea las más bella del barrio... o la más limpia.
¿Consuelo de tontos?
¿Qué es mejor? ¿Es en verdad cosa de mentalidad, de educación?
Será el sereno, ¿pero porque no copiar lo bueno de los gringos, sin temor a ser acusados de "cachorros del imperio"? Y al mismo tiempo, seguir cultivando las relaciones familiares y de amistades.
¿Porqué no tener lo mejor de ambas culturas, familias unidas y ciudades limpias?
¿O es que una excluye a la otra?
E-mail: cfzap@yahoo.com
www.cesarfernando.blogspot.com

3 comentarios:

  1. Soy mexicana y vivo en Tx...creo yo que lo mas importante en este asunto de la basura es la educacion e higiene que tienes...no por vivir en USA tengo que ser limpia a mi simplemente me gusta estar en un lugar pulcro...el tiempo que vivi en Mx la casa y sus alrededores siempre estuvieron limpios...pero de que hay gente sucia en Mx y USA los hay dicen que el gringo es muy cochino sus casas por dentro son sucias en cambio por fuera muy bonito su patio...en fin todo nos lleva a la educacion e higiene de cada uno todavia me pregunto a quien le gusta vivir donde apesta? a mi vecina tal vez que tiene toda su basura tirada es mexicana pero vive aqui...es una cochina. asi que el que es cochino es cochino!!!

    ResponderEliminar
  2. yo creo que hay muchos factores que se combinan para explicar la diferencia eso,.. y preguntar ¿quienes son mas limpios entrelos gringos y mexicanos? es una pregunta muy simplona,.. hay gente que ayuda en mexico sin pedir nada a cambio y no por eso son mejores que los gringos,.. ya que algunos gringos tambien son altruistas,.. si te fijas en cancun despues del huraca, hubo de todo y mas si el gobierno los aliviano con nuestros impuestos,.. pero que tal oaxaca que hubo familias que viviendo en casuchas donaban lo poco que tenian para ayudar,.. y el gobierno se olvido de ellos ya que no generan lo que cancun,.. pero esa gente a pesar de lo poco que tienen le echan ganas,.. son limpias,. mas de lo que te lo imaginas,.. lo peor es que hay muchos mexicanos que acaban haciendose chicanos para odiar a los mexicanos,..

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:44 a.m.

    Este es un tema muy interesante para mi, especialmente, porque tuve la misma duda cuando estaba en la prepa, en Mexico. Pero mi teoria no fue entre los gringos y mexicanos si no entre el nivel economico de cada persona - Ricos y Probres. En la preparatoria, tuve muchos amigos que eran pobres y me di cuenta que sus casas estan muy sucias. Por lo cual, mi teoria fue que si eres pobre eres sucio y si tienes dinero no lo eres... ;o) Despues analize mi infancia y me acorde que pasamos varias etapas cuando mis padres tuvieron dinero y cuando no. Hasta hubo un tiempo que tuvimos que vivir en un cuartito mi mama, papa y mis tres hermanos. Pero en todos las etapas nunca tuvimos la casa sucia, mi mama siempre tuvo la atencio y tiempo para limpiar la casa y trabajar dos trabajos. Asi que tuve que cancelar mi hipotesis. Despues de vivir en Estados Unidos (EU) y ir a Mexico de visita me he dado cuenta que en EU la gente trata de limpiar y esto puede ser por la educacion en la casa, la cultura, el quedar bien con el resto de la gente. Y tambien, la forma de pensar y el ejemplo "Si el lo tiro, yo lo puedo levantar". En Mexico, tambien son los mismos factores que en EU pero creo que el pricipal es la forma de pensar... "Si yo no lo tire porque lo voy a levantar, o Si el lo tiro porque yo no".

    ResponderEliminar