jueves, diciembre 22, 2005

Decir "Feliz Navidad" se está volviendo un crimen

Por César Fernando Zapata

En Estados Unidos, parece mentira, se está convirtiendo en un crimen decir... "Feliz Navidad".
Las tiendas están quitando la frase y cualquier alución al nacimiento de Cristo de sus escaparates. A los empleados les ordenan decir en cambio un desabrido: "Felices Fiestas". Dizque para no ofender a los que no son cristianos.
Hay un escándalo entre conservadores y liberales por este tema. Unos dicen que es "injusto" imponer tradiciones religiosas en una sociedad democrática. Otros, que este es un país cristiano.
Bla-bla-bla.
Por eso me sorprendí cuando fui al dentista días atrás. Luego de que el doctor casi tocó las marimbas en mi boca, me despidió sonriente con sus ojillos asiáticos.
Mi dentista es un inmigrante vietnamita, como casi todo el personal de la clínica.
En medio del dolor y el mareo por la anestesia, caminé como atontado a la puerta. Antes de salir, escuché que el doctor me despedía amablemente:
"Merry Christmas!"
Tenían un pinote con esferas en la recepción. Y había regalos envueltos debajo. Y toda la clínica estaba adornada de acuerdo a las fechas.
Pensé que, por lo visto, los únicos preocupados por lo "inapropiado" de decir "Feliz Navidad" son... los propios cristianos.
Porque, para muchos otros inmigrantes de Asia y África esta época no tiene vuelta de hoja. Es Navidad, y punto.
Así que, no importa que me caiga el FBI y la CIA:
Feliz Navidad
PD: Si la columna no se publica la semana que viene, búsquenme en Guantánamo.
cfzap@yahoo.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario