viernes, septiembre 16, 2005

El país que lo tiene todo... menos un nombre

DESDE LAS ENTRAÑAS DEL MONSTRUO

Por César Fernando Zapata

DALLAS, Texas — "Había una vez, un país lejano que lo tenía todo. Menos un nombre..."
Así parecería comenzar el cuento sobre Estados Unidos, el país que una vez algún escritor mexicano mencionara que lo podía todo, menos conseguir un nombre propio, original, único.
Bueno, el asunto tiene varias perspectivas, depende de a quién le pregunte.
Porque, por ejemplo, si usted le pregunta a un ciudadano de Estados Unidos, el tema no tiene vuelta de hoja. Su país se llama América, punto. O United States, o U.S. Pero más comúnmente, América.
Por eso, ellos, los gringos, son "Americans", americanos.
¿La gente de México? ¿De Canadá? ¿De Cuba? ¿De Brasil? Ellos son "Mexicans", le dirán. O Canadians, Cubans y Brazilians. No Americans.
(Por ejemplo, dígale "Americano" a un canadiense y verá cómo se engorila.)
Pero en cambio, si le pregunta a nosotros, los mexicanos, o a un brasileño o a un ecuatoriano, la cosa es distinta. Los gringos NO son América, diremos. Sí, son un país DE América, pero no TODO el continente. Y de inmediato criticamos el uso equivocado que los ESTADOUNIDENSES (así es más "correcto") hacen de la palabra "Americano". (NUESTRA palabra.)
Hace poco, un lector me escribió para criticarme por formentar el "absurdo" de llamar "Americanos" a los gringos. "Es un uso equivocado al término", aseguró. "Nosotros los mexicanos somos tan 'americanos' como los gringos."
¿Qué le respondí yo? Vamos por partes.
Primero, ¿cómo se determina el gentilicio de cualquier país. Como regla, generalmente se usa el nombre OFICIAL de cada país.
Así, por ejemplo, a los ciudadanos de los Estados Unidos MEXICANOS, les llamamos MEXICANOS. A los ciudadanos de la República Federativa de BRASIL, les decimos BRASILEÑOS. A los ciudadanos de la Commonwealth of CANADA, les decimos CANADIENSES. A los súbditos del Reino de ESPAÑA les decimos ESPAÑOLES.
Esto es un convencionalismo universal. ¿De acuerdo? Bien
Siguiendo con esta regla simple, permítanme ahora hacer una pregunta. Absurda, si quieren, pero válida:
¿Cuál es el ÚNICO país del mundo que lleva la palabra AMÉRICA en su nombre?
Aclaramos: País, no continente. En este caso nos estamos refiriendo a entidades políticas, no a masas de tierra separadas por océanos.
(Tip: No, no es México. Tampoco Perú, ni China, ni España o Argentina. Ni Canadá.)
¿Ya adivinó? Sí, correcto. Es ÉSE país. Los Estados Unidos de AMÉRICA. United States of AMERICA.
Aclaramos: No estamos defendiendo a nadie, ni apoyando a los gringos, ni atacando a México ni a nuestro "americanismo". Estamos dejando por sentado un HECHO. Es así, aunque no nos guste.
Nosotros no lo inventamos, ni nos lo sacamos de la manga. Cualquiera puede comprobarlo checando libros o el internet.
El hecho es: Ningún otro país tiene la palabra América en su nombre oficial, en todos sus documentos, en todos sus decretos. Excepto Estados Unidos.
Entonces, si a los ciudadanos de los Estados Unidos Mexicanos les decimos "mexicanos" (no estadounidenses, no estadounidensesmexicanos, sino simplemente mexicanos, usando la última palabra del nombre oficial del país), lo lógico es que a los ciudadanos de los Estados Unidos de América les digamos "americanos". ¿No?
(Pausa de quince segundos para que los lectores se levanten de sus asientos, griten, se indignen, agarren el periódico y lo lancen, lo arruguen, lo quemen y maldigan al que esto escribe. Ahora, respire profundo. Cuente hasta 10. Ya.)
Yo sé que el asunto tiene distintas opiniones. Yo sé que los latinoamericanos consideramos una afrenta que los gringos se digan "América", o "americanos", y nos despojen a nosotros de nuestra "americanidad".
¿Cómo llegó a ocurrir esta barbaridad?
Por pura tradición. Por costumbre. Por convencionalismos históricos.
Por principio, los nombres de países los ponemos nosotros los humanos. Y por lo tanto, son imperfectos. No son ciencias exactas.
Por ejemplo, ¿cuántos nombres tiene Alemania en distintos idiomas? Germany en inglés. Allemagne en francés. Tedesco en italiano, Nyemetz en ruso, etc., etc. Muy distintos al nombre oficial que los propios alemanes se dan: Deutschland.
Los nombres de países surgen por cuestiones históricas, con anécdotas, con hechos ilógicos a veces. Pero estos nombres se imponen por fuerza de uso. Por costumbre. Aunque no nos guste.
Habrá muchos que protesten por estas irregularidades. Pero la inmensa mayoría sigue las tradiciones, aunque estén incorrectas, por comodidad o pereza. Y es muy dificil hacenos cambiar .
¿Porqué los gringos se atrevieron a "usurpar" el nombre de América y tomarlo para ellos? Por principio, nadie se los prohibió. De hecho, nombrar "América" a cualquier país de este continente es algo natural. A cualquiera se le hubiera ocurrido.
¿Porqué? Porque era el nombre más usado por los europeos. Cuando un español decía "Voy a América" se refería a Nueva España (México). O al Río de la Plata, o a Perú o a la Gran Colombia, o a Cuba. Pero cuando un inglés decía "America" se refería a las colonias INGLESAS: Massachussetts, Nueva York, Nueva Jersey, Virginia, Carolinas, etc. O a Canadá.
Las trece colonias fundadoras de Estados Unidos no eran una unidad. Eran colonias separadas, como lo era Nueva España de la Gran Colombia, o el Río de la Plata, del Perú. Aunque pertenecieran a la misma corona.
Cuando estas trece colonias inglesas se independizaron de Inglaterra, decidieron convertirse en "Estados". Pero no en el sentido actual que conocemos, de "Provincia". Estado, en aquél tiempo, equivalía a "una unidad política que ocupa un territorio definido, con un gobierno organizado y soberanía interna y externa".
O sea, "Estado" equivalía a "País". Francia por ejemplo, era un estado. Igual España (o reino). En Italia habían Estados Pontificios, que eran unidades políticas independientes.
Esas trece colonias, como Estados independientes, decidieron unirse en una confederación. Y los padres fundadores de esa confederación (Thomas Jefferson, Benjamin Frankin, George Washington, etc.) le dieron un nombre lógico al nuevo país: Estados ("Entidades políticas") Unidos ("Conjuntados") de América (donde estaban ubicados).
En ese entonces, nadie más podía reclamar ese nombre, porque no habían otros países en América. Todos los demás éramos colonias. Los gringos se independizaron primero, en 1776, aunque Inglaterra lo reconoció hasta 1783.
Teóricamente, nosotros los hispanoamericanos no eramos "Americanos" en el sentido político del término, porque pertenecíamos a España. Éramos parte de Europa. De la misma manera que hoy en día, las colonias africanas y sudamericanas de Francia e Inglaterra ondean la bandera de la Unión Europea, aunque estén ubicadas a miles de kilómetros de Europa. De la misma manera que las colonias españolas de Ceuta, Melilla, y las Islas Canarias políticamente son Europa, aunque geográficamente sean África.
De hecho, llamar "América" al primer país independiente tiene cierto sentido. Los fundadores de Estados Unidos tenían ideas de libertad, democracia e independencia, que estaban seguros se iban a esparcir a todo el continente. Un poco romántico, dirán algunos. Un tanto arrogante dirán otros. Pero así pensaban.
Inclusive el propio padre José María Morelos y Pavón tuvo la misma inspiración que los norteamericanos, al mencionar a la Nueva España como la "América Septentrional". Más tarde, al redactarse la Constitución de Apatzingán, en 1813, se nombra al nuevo país "La América Mexicana".
Lo cierto es que, para entonces, los gringos ya tenían cuatro décadas de haber bautizado a su país "América".
Mucho más tarde, los mexicanos decidimos darle a nuestro país su nombre oficial: Estados Unidos Mexicanos... olvidándonos ya del "América".
"Pero no pueden llamar los gringos a su país 'América' porque así se llama el continente", me alegaba un amigo una vez. "Es confuso".
No es la primera vez que pasa. Por ejemplo, los ecuatorianos llaman a su país Ecuador, a pesar de que no es el único país que está en el Ecuador. Muchos otros países, como Brasil, el Congo, Guinea Ecuatorial, o Kenia podrían criticarlos y decirles que ellos son tan "ecuatorianos" como los sudamericanos.
Otro ejemplo: La Ciudad de México, el Estado de México y México, el país, comparten el mismo nombre. Y nadie se confunde (aunque a los del Edomex les digan "Mexiquenses" y a los del D.F. defeños, capitalinos o "chilangos", que para muchos suena feo).
De todas formas, decirle a los gringos "Americanos" está tan extendido en todo el mundo, que en muchos idiomas decir "América" equivale a decir "Estados Unidos". Y la gente de esas lenguas tiene otras palabras, muy distintas, para nombrar a Sudamérica, o Centroamérica.
Incluso el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española admite este significado como correcto. Si usted busca la palabra "Americano", le saldrán estas definiciones: "Natural de América. // Perteneciente o relativo a esta parte del mundo. // ESTADOUNIDENSE (aplícase a personas naturales de este país)."
(Con el perdón a la memoria del ilustre Nikito Nipongo.)
De hecho, los mismos americanos no siempre estuvieron del todo conformes con el término. Tanto, que se propusieron muchos otros nombres para el gentilicio del país. Entre ellos, se mencionaron: Appalacian (por los montes Apalaches), Colonican, Columbard, Columbian (por Colón), Frede, Fredonian, Nacirema, Pindosian (o Pindos), Statesider, Uesican, Uessian, Unisan, Unisian, United States American, United Stater, United Stateser, United Statesian, United Statesman, United Statian, USAian, U.S. American, Usan, USAn, Usanian, Usian, U-S-ian, Usonian y Washingtoniano, según cuenta la Wikipedia.
Por supuesto, ninguno de estos nombres prosperó. Y la gente siguió llamándolos "Americanos". Por costumbre.
A fin de cuentas, ¿para qué tanto borlote por reclamar el nombre de americanos para los mexicanos o latinoamericanos, o gringos? En primer lugar, el continente ni se debió llamar América, sino Colombia.
Fue otro error histórico, que se siguió usando por costumbre.
Ultimadamente usted puede decirles a los gringos como quiera. Americanos, gringos, pochos, gabachos, imperialistas, defensores del mundo libre, o como usted guste y mande, según sus opiniones políticas.
Es más, puede inventarles un nombre único. (De hecho, ya mucha gente de todo el mundo les da a los americanos otros nombres, muchos de ellos impublicables).
Yo por lo pronto, uso las palabras que sé que la gente me va a entender. Porque son las que todos usan, aunque a una minoría no le gusten. Así que para todo efecto práctico, "Americanos" son gringos.

E-mail: cfzap@yahoo.com
www.cesarfernando.blogspot.com

3 comentarios:

  1. Pues pasé un buen rato, o sea agradable, aunque también invertí buenos y valiosos minutos, leyendo esto. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Mis observaciones puntuales en: http://fignealberto.blogspot.com/2006/02/estadounidense-vs-americano_11.html

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12:45 a.m.

    Basta conocer la Doctrina Monroe o el Destino Manifiesto para entender por qué a los estadounidenses les gusta autodenominarse "americanos".

    ResponderEliminar