viernes, julio 01, 2005

'¡Ma'linda!', que los negros de EEUU no quieren al Memín

DESDE LAS ENTRAÑAS DEL MONSTRUO

Por César Fernando Zapata

DALLAS, Texas — Las críticas que se hicieron desde Estados Unidos a la aparición del Memín Pinguín en los timbres postales nos parecería a nosotros los mexicanos como otra afrenta de los norteamericanos contra nuestro país.
¿Qué tienen esos que andar diciéndonos qué hacer o no, a nosotros, nos quejamos? Sobre todo tratándose de un asunto tan "mexicano", tan personal, tan "nuestro", como lo es... Pues el Memín. Faltaba más.
En foros de internet los mexicanos nos hemos dado vuelo criticando a Estados Unidos por su exagerada reacción al asunto. Que porque ellos "no tienen cara" para andar criticando a otros países en asuntos de racismo (por la colota enorme que les pueden pisar).
O que si esto es otro símbolo más del imperialismo yanqui. Que si los gringos mejor deberían preocuparse por no andar matando niños iraquíes en vez de buscarle tres pies al Memín. Y opiniones por el estilo...
O sea, se nota que el asunto nos duele.
Pero yo creo que los mexicanos andamos errados. De nuevo reaccionamos equivocadamente, y preferimos enrollarnos en nuestra bandera de "idiosincracia", "nacionalismo" y "soberanía", en vez de ver el tema como lo que es.
O sea, nos dejamos llevar por mitos, y falsas informaciones. Igual que los que nos criticaron al Memín sin estar bien informados de su significado.
Por principio, es falso que a los americanos les molestara la mentada estampilla del Memín. Ni a los blancos, ni a los negros, ni a los cobrizos ni a nadie. El Memín ni les va ni les viene.
La gente de la calle en Estados Unidos no se está dando golpes de pecho, defendiendo hipócritacement a los negros (a los que siempre trataron con la punta del pie) por el asunto este.
Es más, todo este rollo, al americano común, ni le importa. Así de simple.
Pero entonces, ¿de dónde viene el escándalo, se preguntará usted?
¡Aaaaaahh! Buena pregunta. He ahí el meollo del asunto.
Lo que pasa es que ALGUNOS líderes negros, como Al Sharpton y Jesse Jackson están usando el tema para beneficio propio. Están haciendo el asunto todo un escandalazo porque les conviene. Como buenos políticos demagogos, necesitan llevar agua a sus molinos constantemente, para tenerlos girando.
Y a los medios gringos les encanta todo lo que sea escándalo. Sea cierto o falso. Con que venda periódicos, o que atraiga televidentes, gustosos son capaces de difundirlo todos los días.
También es falso que a los ciudadanos afroamericanos, en general, les interese mucho el tema. Ni tienen nada contra los mexicanos, ni se sienten ofendidos ni nada. Tienen problemas más serios de qué preocuparse.
Otra falsedad: Los chicanos (o méxico-americanos, o hispanos, pochos, o como les quieran llamar) NO se aliaron con "nosotros" en este asunto, contra "el enemigo negro". Al contrario: De hecho los mismos políticos chicanos de inmediato tomaron partido al lado de los negros, y se lanzaron a criticar a Fox, a México, al gobierno de Los Pinos, exigiendo que se retirara la estampilla de inmediato... y que los mexicanos (de México, claro) nos disculpáramos rápidamente con la comunidad negra.
O sea, cuando hay una controversia con los negros, los méxico-americanos prefirieron aliarse con ellos. Cheque dato.
¿Qué es esto? Simple hipocresía. Igual que la de cualquier político convenenciero.
No nos engañemos: Este asunto no es ni racial, ni social, ni económico, ni ideológico, ni étnico, ni nada. Es puramente POLÍTICO. Los políticos chicanos y negros están usando al Memín de salvavidas para atraer votos, de cara a las próximas elecciones congresionales del 2006.
Nada queda mejor en temporada de elecciones que una controversia como ésta. Les ayuda a quedar bien con los votantes negros despistados, que se creen todo lo que ven en la tele, o lo que dice Jesse Jackson. Nada más.
No se dice mucho, pero aquí hay una realidad: Igual que entre los gringos, TAMBIÉN hay políticos ventajosos y demagogos entre la comunidad negra y chicana de Estados Unidos.
Siempre navegan con la bandera de "justicia", de "defender a las comunidades discriminadas" por el "cruel y racista gringo".
Y les funciona.
No nos engañemos: Estos políticos, antes de identificarse como chicanos o negros, primero son políticos. Y al igual que cualquier político pueden ser hipócritas, manipuladores y demagogos.
El ser negros o "mexican-americans" no los hace más puros ni incorruptibles.
Ellos también buscan salir en la tele, dar declaraciones, crear controversia. Sobre todo en épocas de elecciones.
Todo se vale a la hora de sacar votos.
Y los políticos, periodistas, y ciudadanos mexicanos les estamos dando bastante material para lucirse, al indignarnos porque nos criticaron a "nuestro" Memín.
No se extrañen si de nuevo Jackson y Sharpton y cualquier político negro se lance de nuevo a México para "entrevistarse" con Vicente Fox y "expresarle su preocupación" por lo ocurrido.
Si sacan 100 votos más gracias a esto, habrá valido la pena.

AFROAMERICANOS AMENAZAN BOICOTEAR MÉXICO
Por cierto, y en otro asunto relacionado, Earl G. Graves, propietario de la influyente revista empresarial afro-americana "Black Enterprise" de Estados Unidos no se quiso quedar atrás, y desde su palestra hizo un llamado a la unidad de la comunidad negra en contra de México.
¿Su propuesta? Invitar a los turistas negros a NO VISITAR MÉXICO.
Según Graves, la comunidad negra debería darle una lección al gobierno de México, hacerle ver su poder donde más duele: En la economía. Por eso urgía a cualquier afroamericano a no dejar sus dólares en los sitios turísticos de México durante las vacaciones de verano.
???
Yo no tengo nada contra el Sr. Graves, ni contra los negros, ni nadie. Pero me hago una pregunta: ¿De verdad va a dolerle a México que los turistas negros no vayan?
¿Cuántos negros americanos visitan Cancún cada año? ¿Acapulco? ¿Puerto Vallarta? ¿O ya de perdido, cualquier parte de México?
¿Cuántos dólares dejan? ¿Cuántos hoteles, restaurantes, playas, dependen de esos dólares afroamericanos?
Perdonen mi ignorancia, pero hasta donde he visto, poquísimos negros visitan México... si es que lo hacen. De Estados Unidos, sólo he visto turistas gringos, chicanos y hasta mexicanos emigrantes. Pero no negros.
No sé las cifras, pero dudo sinceramente que este boicot sirva de algo... Y si lo inician, bueno. Suerte.
Quizá la necesiten para encontrar algún turista negro que se quiera unir al boicot.

AGUAS: SIGUE EL KALIMÁN
Primero fue la Familia Burrón. Luego, el Memín. Seguro que el próximo personaje de historietas en salir en timbres postales mexicanos será el Kalimán.
Y no quiero ni pensar qué pasará.
¿Cómo reaccionarán los miles de hindúes dueños de los Seven-Eleven en Estados Unidos al ver al tipo del turbante en los timbres? ¿Nos van a boicotear, como los negros? ¿Nos van negar servicio servicio en sus tiendas, si nos ven cara de "racistas mexicanos"?
Yo creo que no. Al contrario: Seguro estos hindúes (o indios) van a ordernar miles de timbres de Kalimán para vendérnsolos en sus locales, y los pondrán junto a las tarjetas de teléfono "Virgencita Guadalupana", los chiles en nogada y las películas de Mario Almada.
Ellos sí que harán algo para afectarnos directamente donde más nos duele: En nuestros bolsillos. Y se harán ricos de paso.
Después de todo, 'Business is business, man'! ( o como se diga en su idioma).
E-mail: cfzap@yahoo.com
www.cesarfernando.blogspot.com

1 comentario:

  1. Hola
    No sabia nada del asunto, hasta que lo vi en internt, empece a buscarlo y encontre tu blog
    excelente cometario y se ve que es un buen sitio con cosas interesantes, estoy pensando escribir un weblog del mismo estilo, de hecho ya empece, voy a tratar de agregar tu sitio
    un saludo

    ResponderEliminar