sábado, mayo 07, 2005

Cinco de Mayo: El día en que Bush come tacos

DESDE LAS ENTRAÑAS DEL MONSTRUO

Por César Fernando Zapata

DALLAS, Texas — Esta semana se celebró el Cinco de Mayo en todo Estados Unidos. Los gringos se vistieron con sombrerotes y gritaron "¡Viva Meksicouuuu!" a todo pulmón. Abrazaron y felicitaron a cuanto hispano se encontraron en la calle (aunque no fueran mexicanos), y tan contentos.
Vaya, si hasta hay grupos que están cabildeando para que el Congreso reconozca el cinco de mayo como una fecha oficial en el calendario de "holidays" en Estados Unidos. Que sea un feriado con sueldo pagado para empleados, igual que el 4 de julio.
Y de hecho, muchos americanos piensan que este es el Día de la Independencia de México. "El Día de México", dicen.
(Tengo la teoría de que el cinco de mayo es más taquillero porque es facilísimo de pronunciar para los anglos. En cambio, tendrían que hacer malabares con la lengua para decir Dieciséis de Septiembre... "¿Diez Y Seis de septiembre?", preguntarán. "What is it?".)
Los más extrañados con todo este fervor por "El Cinco" somos los mexicanos. Sobre todo los que se quedaron en México.
¿Porqué diablos los gringos celebran tanto el cinco de mayo?, me preguntaron desde México. Es un festejo más gringo que mexicano.
"¿Qué celebran el cinco de mayo los gringos?", me preguntó un hermano, entre divertido y extrañado.
Fácil, le respondí: El cinco de mayo es el día en que Bush se pone a cantar con mariachi y a comer tacos en la Casa Blanca. Ni más ni menos.
Y los mexicanos, mientras tanto, nos rascamos la cabeza. Pero les seguimos la corriente a los gringos.

SONRÍE A LA CAMARITA: ESTÁS EN ESTADOS UNIDOS
En Estados Unidos, las cámaras están en todas partes. A donde vaya, donde maneje, haga lo que haga, ahí están.
El mentado Big Brother se queda menso al lado de la obsesión gringa por las cámaras. Vaya donde usted quiera: Al mall, al banco, a la gasolinería, hasta en su trabajo... y hallará cámaras. Mirándolo, grabando todos sus movimientos.
Ni siquiera manejando en la autopista se salva: En Dallas, por lo menos, hay más de cien cámaras registrando todo lo que pasa en sus autopistas, a todas horas.
El otro día me pasé la autopista de cuota Tollway, sin pagar. Más bien sí pagué, pero la computadora no aceptaba mis monedas. Pedía 60 centavos sin cesar.
Cuando terminé echándole más de 2 dólares, me di cuenta que estaba descompuesta.
¿Qué hace uno, cuando tiene una conga de siete carros detrás? Avanzar, claro.
Y eso fue lo que hice. A pesar de que el semáforo estaba en rojo.
De inmediato, sentí una luz... ¡Flash! La cámara del Tollway tomó varias fotos de la placa de mi carro, al pasarse la caseta sin pagar.
Voy a tener que ir a explicar a la corte que la porquería de máquina se descompuso.
De tantas cámaras, he llegado a la conclusión de que podríamos reconstruír la vida de cualquier persona en Estados Unidos, paso a paso, sólo fijándonos en los videos de las cámaras de seguridad.
Vaya, si hasta al llegar por una frontera o un aeropuerto, ¿qué es lo primero que hacen las autoridades con los turistas o inmigrantes? LES TOMAN UNA FOTO, ¿no? Y las huellas.
Así que si viene a Estados Unidos, respire profundo, diga "Chiiiiiiiiis" y sonría a la camarita. Alguien siempre lo estará viendo.
Aunque venga de mojado.

LAS NUEVAS LICENCIAS A INDOCUMENTADOS: "¡MIREN, SOY ILEGAL!"
El Congreso por fin anunció que ya tiene un nuevo plan para dar licencia de conducir a indocumentados.
Lo primero que hará, será darles una licencia "especial", que no sirva de identificación. Que sirva sólo para manejar.
Mientras, las licencias "de a deveras" sólo se las darán a los ciudadanos o residentes permanentes. Inmigrantes legales, pues. Con papeles.
Estas licencias son "las buenas".
Además, la federación impondrá las reglas de las licencias a nivel nacional, algo que hasta ahora los estados hacían cada quien por cuenta propia, y de acuerdo con sus recursos.
¿Es bueno? ¿Malo? Yo creo que no es adecuado.
Darles una licencia "especial", de colores diferentes a los indocumentados será como ponerles un parchezote con la estrella de David a los judíos, en tiempos de Hitler.
Donde quiera que alguien muestre estas licencias "especiales" lo van a ver feo.
Será como tener pintado en la cara: MIREN: NO TENGO PAPELES. SOY MOJADO.
Varios grupos, entre ellos la Asociación de Gobernadores de Estados Unidos, ya se opusieron a la medida. Aunque es un hecho que se hará ley.
Los próximos quizá sean años muy duros para los indocumentados...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario