sábado, abril 23, 2005

¿Quienes tienen los puentes más largos del mundo? ¡Los gringos!

DESDE LAS ENTRAÑAS DEL MONSTRUO

Por César Fernando Zapata

DALLAS, Texas — Los niños regresaron a clases (¡por fin!) después del mentado "Spring Break". La verdad, ya ni me acordaba de esas fechas (hace ya bastantito tiempo que no me tocan a mí, para ser sinceros).
No tengo nada contra las vacaciones. Ni contra el hecho de que sean otros los que las disfruten, y no yo. Ni en México ni en Estados Unidos.
Pero lo que sí me sorprendió al llegar a este país, fue descubrir que, a pesar de lo que se diga, en Estados Unidos son más "puenteros" que en México.
Recuerdo que todos los mexicanos nos hacemos bromas unos a otros respecto a los días festivos, y los famosos "puentes": Que si somos un país de flojos, que si nos encanta tomarnos días libres, que primero las vacaciones, luego Semana Santa, y luego fin de año, posadas, etcétera.
Creo que hasta hay un chiste muy famoso, que cuenta, uno por uno, los días festivos, y al final se da cuenta de que totalizan 364. "Pero como ese día que falta es el Día del Trabajo, pues ya tampoco cuenta", termina el cuento.
¡Mentira vil! No tengo aquí los datos exactos, pero facilito, a ojo de buen cubero, los gringos nos dicen " quítate que ái te voy" en eso de los puentes. Nomás que aquí, para que no suene tan feo (ni tan tercermundista) los llaman, elegantemente, "long weekends" (Fines de semana " largos" ).
¿Qué es eso, se preguntarán? Nada, simples puentes. No puentecitos, como en México, de dos o tres días, sino puentezones, como el de Brooklyn.
Al gringo le fascinan los puentes y los días festivos, y las vacaciones. Más que al mexicano.
Sí, ya sé que por costumbre, por cultura, se nos machaca desde chiquillos que somos los amos absolutos a nivel mundial de las vacaciones, de los puentes y de los permisos de trabajo. Pero no. El vecino del norte nos gana, como mencionamos.
Nada más hay que sacar un calendario y hacer cuentas.
Por principio, y para ser justos, hay que reconocer que Latinoamérica y Estados Unidos comparten ciertos días festivos que son comúnes a todos, como el 1 de enero, Navidad y el Día del Trabajo (que se festeja no el 1 de enero, sino en septiembre, y curiosamente, SIN trabajar. Pone a pensar cómo festejaríamos el Día del Descanso. ¿Trabajando? ¡Ja-ja! Ya parece. Pero bueno...).
Además, casi todos los países tenemos un Día de la Independencia (o Nacional).En México es el 16 de septiembre. En Estados Unidos, claro, el 4 de julio. Ese día nadie trabaja, claro.
Estos son los descansos " oficiales" de ambos países. O sea, los de " a chaleco" , donde ni oficinas de gobierno, ni escuelas, ni bancos laboran. E incluso muchas empresas tampoco.
Hasta allí bien.
Pero luego, en México comienzan a escasear los días festivos. Hay Semana Santa, que son quince días, claro. En Estados Unidos es el famoso "Spring Break" , el cual dura solo una semana. Pero antes de que adelantemos conclusiones, hay que seguir viendo el calendario.
México tiene más días festivos: Como el 5 de febrero, de la Constitución. Luego el 21 de marzo, día de Benito Juárez, Jueves y Viernes Santos (Semana Santa), y el 5 de mayo. 12 de octubre, 2 de noviembre el Día de los Muertos y 20 de noviembre, Día de la Revolución. Luego viene el guadalupano 12 de diciembre y después Navidad y Año Nuevo.
Son 13 en total. Pero hay que aclarar, que en muchos de estos días sí se trabaja. Sí hay escuela. Sí abren los bancos. Fuera de algún festejo escolar o ceremonia oficial, las cosas siguen igual.
En Estados Unidos no.
Por principio, hay varios festejos que en México ni en cuenta: 19 de febrero es el Día de Martin Luther King, el líder asesinado de la comunidad negra. Ahí, la gente NO trabaja. Si cae en miércoles o jueves, mejor: Puentezote a la vista.
Luego viene el 16 de febrero que es ni más ni menos que el cumpleaños de George Washington, el primer presidente de la república. De nuez, es " oficial": No escuela. No bancos. No trabajo.
Igual, el día festivo es uno, pero si cae a principio o fin de semana, puente seguro.
Cuando apenas ya vamos agarrando vuelo, ¡zácatelas! Nos cae el Spring Break. Aunque no es " oficial" para el gobierno, muchos padres lo usan para irse de " vaca" con los chiquillos.
Luego viene el 31 de mayo, que es el famoso "Memorial Day" o Día de los Soldados Caídos en Combate. De nuevo, fin de semana largo. Es cuando muchos estudios de cine estrenan películas taquilleras, aprovechando que la familia está descansando.
Luego, entran las vacaciones de verano. Dos meses y medio. Más que en México.
Claro, después viene el 4 de julio. Obligado.
Luego, el Día del Trabajo ya mencionado, en septiembre. Igual, no chamba.
Ah, pero luego viene el 12 de octubre. Día de Colón (o Columbus, como dicen por acá). Si se puede, nadie trabaja. Por lo menos oficinas de gobierno y bancos, nanay. (Y eso que los gringos no son de "la raza").
El mes siguiente, es el Día de los Veteranos. Es como el Memorial Day, en honor a los soldados, pero en este caso se honra a los que no se murieron en la guerra. Ni quien se acuerde, porque todos se van de pachanga.
Menos de dos semanas después viene el festejo más importante de Estados Unidos: El Día de Acción de Gracias, o "Thanksgiving Day" (El Día del Guajolote, dicen los paisanos). Todo se detiene. Nadie trabaja. es un " holiday" sagradísimo. Mucho más que Navidad o Año Nuevo. Aquí sí que amerita puentezote. Con tirantes de acero y todo.
Ah, pero Thanksgiving es solo el principio. Oficialmente dan inicio ese día los festejos navideños. Aunque la gente vuelve al trabajo, ya nada es igual: De ahí en adelante, hasta enero, todo es manejar en neutral. Total, ya se va a acabar el año. Los proyectos importantes se dejan hasta enero, con más calma.
Luego vienen Navidad y Año Nuevo. Ni hablar.
Eso sin contar los inumerables días que tienen funcionarios y maestros de "preparación". Además de los días festivos de cada nacionalidad y raza del "melting pot": Los judíos, los afroamericanos, los italianos, los irlandeses, todos tienen sus "holidays" particulares, que mucha gente ya sigue (no por solidaridad racial, sino por puro relajo).
Vaya, si hasta George Bush festeja el Cinco de Mayo en la Casa Blanca, con mariachis, tacos y sombrerote.
¿Demasiados festejo? Para nada. Se habla incluso de AGREGAR más al calendario: El 11 de septiembre. Día de la Unificación Nacional. Y al paso que va, segurito que se aprueba.
También los hispanos no se quieren quedar cortos, y están cabildeando con toda su fuerza para hacer del nacimiento del líder agrícola César Chávez un día festivo, a la par de Martin Luther King. En California y en muchas partes de Texas, Nuevo México y Arizona, por lo menos, ya se celebra extraoficialmente.
La gente en México dirá: "¡Estos gringos son más pachangueros que uno!" Y sí, quizá. Si se toma en cuenta sobre todo, que estos días festivos no son únicos: Generalmente se toman en racimo, junto a otros, para hacer "puentes". Al final, el famoso día festivo termina siendo dos o tres o hasta cuatro.
Pero para ser justos, hay que tomar en cuenta un dato: La mayoría de la gente de Estados Unidos vive lejos de su ciudad natal. Es muy común que los hijos, una vez que se independizan, generalmente encuentran empleo en otra ciudad, o en otro estado. A veces viajan desde Nueva York hasta Los Ángeles, y ven poco a sus familias.
En un país tan extenso y vasto, donde hasta un viaje en avión tarda 10 horas, se entiende que los "Holidays" deban de ser, de perdido, de dos o tres días. Para dar chance a la gente a que viaje a su casa, con sus padres, su familia que dejaron en el otro lado de la nación.
Con todo, nosotros los inmigrantes siempre somos los más amolados. Como la mayoría de nosotros generalmente trabajamos más que todos (porque en los restaurantes, hoteles y jardinerías siempre se trabaja), ni lo gozamos. Y como tampoco podemos viajar tan fácil para ver a la familia, pues ni nos saben esos fines de semana "largos".
La bronca es cuando uno va al banco, y despistado, trata de cambiar su cheque de pago. Entonces, ¡oh, sorpresa! Se da cuenta de que el banco cerró porque era Día de... No sé qué. Y ya se amoló uno, porque al día siguiente es puente, y luego viene sábado y domingo. Si bien le va hasta el lunes tendrá dinero.
Gracias a Dios que existen las tiendas de los chinos, donde por una "módica" suma, le cambian el cheque a uno. Y ni modo...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario