domingo, febrero 27, 2005

Las 'Marías Poppins' mexicanas que cuidan niños en Estados Unidos

DESDE LAS ENTRAÑAS DEL MONSTRUO

Por César Fernando Zapata

DALLAS, Texas — Hace algún tiempo, una amiga de México me preguntó si "había chance" de irse de niñera a Texas.

¿Tú de niñera?, pregunté incrédulo. Nunca me lo hubiera imaginado. Esta persona tiene empleo estable, en una empresa respetable. No le pagan mal. Tiene estudios universitarios.

Claro, me dijo. ¿Porqué no? Nunca se sabe. Además, seguro pagan mejor que aquí.
Increíblemente, OTRA persona me comentó algo similar: ¿Cómo le hago para irme a Estados Unidos a chambear? Aunque sea de nanny.

En una columna anterior, hablábamos de que las niñeras o nannies se han convertido en un tema candente para Estados Unidos. Mencionamos que las nannies se han vuelto el arma secreta de los políticos: Si alguien quiere ver caer a un diputado, a un senador o simplemente a un funcionario público, lo único que debe hacer es investigar a sus niñeras. Seguro son inmigrantes hispanas... e indocumentadas.

Pero las niñeras son un tema representativo del problema de la inmigración: Son un asunto espinoso, que nadie quiere tocar, al que todos le rehúyen. Pero al mismo tiempo todos las necesitan, y les dan trabajo a escondidas, a sabiendas que contratar ilegales es "antiamericano", "antipatriótico" y anti todo.

¿Cuál es la realidad del mercado de trabajo niñeril en Estados Unidos? Muchos de los trabajos que los inmigrantes generalmente hacemos (construcción, jardinería, agricultura, servicios) de pronto sufren recortes. Las recesiones en particular se ensañan con estos empleos. De pronto no hay chamba, y muchos inmigrantes terminan emigrando de nuevo porque no les fue bien aca.

Pero esto parece no ocurrir con las niñeras y la ayuda doméstica en general. Al contrario, hoy más que nunca hay muchos empleos disponibles, y es un secreto a voces que faltan niñeras y sirvientas para satisfacer la creciente demanda.

Un rápido vistazo a un periódico local de Dallas nos da una idea: En un día promedio, se anuncian 23 empleos disponibles bajo el título de "Domestic Help" (Servicio Doméstico). De ésos... 21 incluyen la palabra "Nanny" (niñera).

"A mí me gusta trabajar de niñera, pero sólo con gringos", platicaba una vez Juana, una señora experimentada en estas lides. "Muchas familias mexicanas o chicanas solicitan niñeras, pero son bien negreros. Exigen demasiado y pagan muy poco".

(Esta queja es muy generalizada, al parecer. La he escuchado varias veces: Los gringos son justos, no les importa pagar por un buen servicio. Prefieren la calidad y la confianza de la gente, y lo remuneran. En cambio, los mexicanos... Mmmmmm).

¿Será? ¿Cuánto ganan las niñeras aca? A ver el periódico...

Casi todos los anuncios revisados este día son de norteamericanos "gringos". Uno dice que paga de 10 a 18 dólares la hora. Dependiendo de cuánto trabaje, ganará más.

Otro ofrece 300 dólares por semana, pero exige labores de sirvienta y aparte de cocinera. Además de cuidar niños, claro. (O séase, son friegas.)

Otro anuncio es para cuidar a un matrimonio de ancianos. Ofrecen 50 dólares diarios, 6 días a la semana. Piden experiencia.

Un anuncio más es para limpiar casas, solamente. Pagan 10 dólares la hora, más propinas.

Otro anuncio pide niñera / sirvienta, para cuidar dos niños chiquitos. 50 horas a la semana, de lunes a sábado, pero tiene que limpiar, cocinar y, si puede, quedarse a vivir en casa.

Y así, por el estilo. Los demás anuncios van con similares ofrecimientos de salarios para las nannies.

Pero pérese tantito: Antes de que haga su maleta y le llame al pollero para iniciar una nueva carrera de niñera, hay que aclarar algo. Ya dijimos lo que OFRECEN en esos empleos. Ahora falta mencionar lo que EXIGEN.

Los gringos pagarán bien, pero al mismo tiempo no meten en su casa a cualquier persona. A diferencia de nosotros los mexicanos, los norteamericanos investigan los antecedentes hasta del jardinero.

Por principio, los empleos que revisamos piden -todos- referencias. O sea, de otros empleadores anteriores. Otros patrones, o dueños de casas. Recomendaciones, vaya.

(No, ni su tío ni Doña Cuquita de Tangamandapio creo que sean recomendaciones aceptables).
Segundo, exigen saber hablar INGLÉS. No todos es cierto, pero sí la mayoría. Algunos inglés básico, otros EXCELENTE INGLÉS. Depende de qué tanto quieran hablar español los patrones.

Y aunque es cierto que la mayoría de los norteamericanos no saben ni jota de idiomas, hoy en día como que están más abiertos al español.

"Cuando yo llegué aquí, a los 15 años, los patrones me regañaban porque hablaba en español", relataba María, una anciana con casi 50 años de experiencia como niñera. "Hoy en día cuando llego a un trabajo nuevo los patrones siempre me dicen 'María, por favor, háblales en español a mis hijos'. Cómo cambian los tiempos."

Pero eso no es todo. Muchos de los empleos piden que las niñeras tengan licencia de manejo. No, no de Michoacán, sino de Texas. O del estado a donde vayan a trabajar.
Ah, y transportación propia. Para que llegue a tiempo a su empleo.

¿Piensa que es demasiado? ¿Que son demasiados requisitos? A la mejor. Pero espéreme: Aún hay MÁS.

Bastantes anuncios exigían una revisión de antecedentes penales. Como si fueran a pedir trabajo en la CIA.

Y el colmo: Uno de los anuncios exigía pasar un test ... ¡De tuberculosis!

Aunque no lo crea, hay quien se hará la prueba de tuberculosis, y se peleará por el puesto con otras aspirantes. Porque como mencionamos, el mercado de niñeras está en un "boom" en Estados Unidos.

¿Porqué se da? Entre más liberadas y profesionales son las mujeres norteamericanas, menos tiempo tienen para cuidar su casa y sus hijos. Deben decidir entre su carrera o su familia. La solución más socorrida es: Contratar una niñera mexicana.

(Incluso se habla de que hay planes de filmar una nueva versión del clásico de Walt Disney Mary Poppins, solo que "actualizada" a la realidad de Estados Unidos del siglo XXI: En vez de ser la típica nanny inglesa, la nueva heroína del paraguas volador será... mexicana. ¿El título? "MARÍA POPPINS". En serio...)

Vaya, si hasta el Servicio de Inmigración tiene una categoría especial de visas, para niñeras y trabajadoras domésticas. No, no es fácil sacarla, y tiene muchos requisitos. Pero existe.

Hay críticos que dicen que esto es esclavitud moderna. Que mientras hay agencias de niñeras profesionales que traen empleadas de Inglaterra y Francia (casi todas jovencitas universitarias, que se llaman 'au pairs'), con salarios justos y papeles, por otro lado existe un mercado clandestino de niñeras, compuesto por indocumentadas mexicanas.

Quizá. Pero hasta ahora, no creo que haya inmigrantes mexicanas que se quejen de trabajar de niñeras. Por lo menos, ganan más de lo que jamás pudieran aspirar en México, aún trabajando en un banco o una tienda. Aún siendo "explotadas".

Mientras tanto, es irónico que, mientras por un lado los norteamericanos se la pasen echando pestes de los inmigrantes, de los indocumentados, porque según ellos destruyen la unidad del país y la economía, por el otro gustosos dejen su tesoro más precioso -sus hijos- todos los días en manos de... niñeras indocumentadas mexicanas, ¿no cree usted?

Cosas de la economía de mercado.

E-mail: cfzap@yahoo.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario