sábado, noviembre 13, 2004

Los electores americanos hablaron: Ganó Bush... y ni modo

DESDE LAS ENTRAÑAS DEL MONSTRUO

Por CÉSAR FERNANDO ZAPATA

DALLAS, Texas - Ganó Bush. Volvió a ganar las elecciones. Y por paliza.
¿Porqué votaron los norteamericanos por Bush, se preguntarán en todo el mundo? Para muchas personas fuera de Estados Unidos, la decisión es inconcebible.
"Pero si Bush es un inepto, es un tonto, es un belicista, es esto, es otro", dirán.
Es, en síntesis, "El Gran Satán". El que apretará el botón del Apocalipsis que envolverá en llamas a todo el planeta.
Lo que muchas personas fuera de Estados Unidos no entienden es que Bush fue electo por norteamericanos, para norteamericanos.
Sí, lo que pase en la primera potencia del mundo afecta a toda la humanidad. Pero las elecciones fueron DENTRO de Estados Unidos. Y el mundo no tenía derecho a opinar. Al menos en primera instancia.
Aunque duela, es la verdad. ¿A poco el elector mexicano se preocupa mucho porque en Estados Unidos le hagan el fuchi a López Obrador? Los perredistas votarán por él para presidente, y ya. Si se postula, claro.
Igual los franceses, los alemanes y los japoneses. Si algún extranjero osa siquiera criticar a un candidato (sobre todo si es popular), puede esperar que lo callen por meterse donde no lo llaman.
Si con todos los países es lo mismo, ¿porqué no en Estados Unidos?
La elección fue un asunto interno entre americanos. Y los americanos, resulta que apoyan a Bush. Les gusta su manera de gobernar. De llevar el país.
Incluso muchos hispanos (mexicanos también) votaron por él. ¿Porqué?
"Hay que tener a alguien fuerte que lideree al mundo", comentaba un amigo hispano, nacionalizado americano.
"De tenerlo los franceses o los rusos a nosotros, mejor nosotros".
Y ésta es la opinión general: De haber un belicoso, preferible que sea NUESTRO belicoso a un belicoso árabe, por ejemplo.
¿Que a los demás no nos gusta? Ni modo. ¿Quiénes somos para decirles a los americanos qué presidente es bueno o malo? ¿Con qué cara por ejemplo, los mexicanos o los lationamericanos nos entronizamos como expertos, para pontificarles a otros pueblos qué hacer y que no?
Cada nación tiene los gobernantes que merece. O que elige. Y los americanos eligieron a Bush, con el mayor número de votos en su historia, por cierto.
¿Que Kerry hubiera sido mejor? Bueno, ¿mejor con respecto a qué?
Muchos pensamos que Kerry era Santa Claus. Que tenía una varita mágica.
Por principio, Kerry NO hubiera sacado las tropas americanas de Irak. No hubiera ido a la ONU a pedir perdón. No hubiera ido a tender manos amigas con Francia y Alemania. Al menos no de primera instancia.
Es más, es hasta probable que Kerry hubiera mantenido la misma política de Bush, porque andaría tras la reelección. No podía correr el riesgo de caerles mal a la mitad de los electores que quieren un Estados Unidos fuerte.
Es hasta probable que ahora Bush cambie sus actitudes, ya que no tiene sobre de sí la espada de Damocles de la reelección. Y con un Congreso de su lado, podrá hacer lo que le plazca. Para bien o para mal.
De todas maneras, es cosa de Estados Unidos. No es asunto de la comunidad internacional.
¿Que Bush reza en público? Muy su bronca. ¿Que es militarista? Así le gusta a sus electores que sea. ¿Que es un arrogante, unilateral? Así lo eligieron.
Y eso es lo importante para SUS conciudadanos. Para SU país. No para los de afuera.
De todas maneras, ahí quedó. Los americanos están divididos, pero las elecciones ya pasaron.
¿Bush va a mejorar sus relaciones con México, y con Latinoamérica? Quizá. Seguramente. Como mencionamos, ya no tiene sobre de sí una reelección pendiente.
De hecho, es muy probable que incluso rompa algunas promesas electorales, y apruebe una amnistía inmigratoria para los millones de indocumentados que vivien en este país.
¿Que sus electores más ultraderechistas se enojarán y le retirarán el apoyo? No creo que le importe mucho. Ya lo han hecho antes. Desde que llegó a la presidencia, Bush ha insistido en su agenda de "conservadurismo compasionado", es decir, una derecha moderada, lo que les cayó como patada al hígado a muchos republicanos.
No fue sino hasta después del 11 de septiembre de 2001 cuando debió dejar su agenda política de lado, y volverse guerrero. Para satisfacer a sus electores.
¿Seguirá favoreciendo a los ricos? Tal vez. Pero ya no depende tanto de ellos para reelegirse.
Ya terminó con sus tres principales objetivos: Tumbar a los talibanes, tumbar a Saddam ('el tipo que quería matar a mi papá', dijo), y reelegirse.
Ahora solo viene el reacomodo. Dejar un "legado" positivo en la historia. Y tendrá 4 años para lograrlo. Para hacer alianzas. Para mantener contentos a ese 48% del electorado que no lo quiso.
¿Que aumentará el déficit en Estados Unidos por su culpa? No lo creemos. Seguramente va a aumentar los impuestos. Aunque haya dicho que no. Seguramente hará lo que crea conveniente para evitar una debacle económica. Acuérdense que su papá hizo lo mismo a pesar de haber dicho "Lean mis labios, no más impuestos".
(Para los que se apresten a escribirme para protestar por la guerra, aclaro: No, Bush NO hizo la guerra por el petróleo de Irak. Contra lo que muchos "expertos" piensan. Irak produce algo así como 50 mil millones de dólares al año de petróleo. La guerra en cambio ya costó más de 150 mil millones. ¿Dónde están los beneficios?
Si acaso, los beneficios se dieron en el ramo militar, pues reactivó la producción de armas. Y de nuevo, eso benefició a los americanos porque creó trabajos.)
Somos optimistas. No pensamos que es el apocalipsis. No pensamos que es el fin del mundo. Bush llegará, gobernará, y saldrá. La guerra seguirá, la economía mejorará (lentamente), el mundo seguirá su marcha. Los terroristas árabes seguirán con amenazas, habrán algunos atentados (menos que antes, claro). Y Bush se irá. No es el fin del mundo.
(¿Se acuerdan que así decían cuando Ronald Reagan se reeligió? ¿Y qué pasó? Nada.) Y no, NO soy republicano. A mí me hubiera gustado que ganara Kerry, lo confieso. Para oxigenar el ambiente tan enrarecido por 4 años de Bush. Pero tampoco creo en los Santos Reyes: Era casi un hecho que Bush iba a ganar.
¿Que a muchos no nos gustó? Ni modo. No podíamos votar. No somos ciudadanos americanos. Y los que sí votaron, resultaron ser minoría. Y así funciona la democracia. E-mail:

cfzap@yahoo.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario