sábado, julio 17, 2004

¿Quiere volverse 'mojado acaudalado' en EU? Primero haga números

DESDE LAS ENTRAÑAS DEL MONSTRUO
Por César Fernando Zapata

DALLAS, Texas — Los mexicanos, y latinoamericanos en general, lo primero que pensamos cuando queremos emigrar a Estados Unidos es: "Voy a hacer un chorro de lana".
¿Cuánto puede un mexicano ganar en Estados Unidos? ¿Cuánto puede usted ganar, si se viene para aca? ¿Cuánto precisamente?
Veamos:
El salario mínimo en Texas es de 5 dólares con 15 centavos, por hora. 40 horas a la semana, mínimo, según cifras del Departamento del Trabajo de Estados Unidos.
Esto varía de estado a estado. En California, por ejemplo, el salario mínimo es de $6.75 hasta $8.50 por hora. También por 40 horas a la semana.
Dejemos el promedio en 6 dólares, para todos. O sea, casi 70 pesos que usted puede ganar si trabaja en Estados Unidos.
No, no 70 pesos diarios: 70 pesos POR HORA. 50 dólares al día, si trabaja 8 horas. Casi 600 pesos mexicanos.
Esto son los salarios mínimos. Depende también de la profesión, empresa y experiencia.
Por ejemplo, si usted trabaja en la construcción (como lo hace buena parte de los paisanos), espere sueldos más altos: Los ladrilleros ganan unos $20 la hora. O sea $160 por día. (Como 1,800 pesos).
Un obrero general ganará de $11 a $13 por hora. En promedio, en la construcción se gana unos $17 por hora.
En las fábricas, los obreros y ensambladores sacan de $12 a $15 por hora. Si es supervisor, puede ganar hasta $21.
La gente que trabaja en granjas, o en el campo gana desde $7.50, hasta $18 si es supervisor.
Los conserjes y personal de mantenimiento ganan entre $8.50 a $9 por hora. Los jardineros de $9.59 a $10.39. Los mecánicos unos $16.
Los meseros se llevan como $7 por hora, mas propinas (aunque a veces el salario es menor, si saca buenos 'tips'). Un cocinero saca desde $7 hasta $15 la hora. Un lavaplatos puede ganar hasta $7.45.
¡Qué salarios tan altos!, dirán. ¡Un lavaplatos saca casi 8 dólares la hora (como 90 pesos)! O sea 64 dólares diarios. ¡700 pesos mexicanos al día por lavar trastes!
Momento. Suelte esa maleta. No desempolve su pasaporte.
El asunto no termina aquí. Estos salarios sólo son la parte amable del asunto. En la práctica, existe el otro lado de la moneda, del que nunca nos platican los "paisanos" que viven aca y que nos presumen de sus sueldazos cada vez que van a México para apantallarnos.
Hay que tomar en cuenta un pequeño detalle: Los gastos de vivir en Estados Unidos. Se gana en dólares, pero también se gasta en dólares.
Por ejemplo, están los impuestos. A diferencia de México, aca todo mundo paga impuestos. Y no porque quiera, o porque sean buenos ciudadanos. No, los descuentos ya vienen en su cheque de pago. Y a veces son despiadados.
(Hay a quienes les pagan por honorarios, sin descuentos. Pero esto no quiere decir que están exentos, pues tarde o temprano les van a caer.)
A ver, saque una calculadora, o un papel y lápiz. Hagamos números:
Por ejemplo, si usted emigra, y consigue una chamba en Estados Unidos, donde le paguen 15 dólares la hora... serán 480 a la semana, si trabaja 40 horas. A eso quítele los impuestos, deducciones por servicio médico, seguros (si lo tiene), y otros.
Total, un descuento de 100 dólares a la semana. Eso si es una persona con dependientes (hijo, esposa, etc. Si es solo, le quitan más).
Le entonces quedan sólo 380 dólares. "Libres de polvo y paja".
Bueno, con eso la hago, dirá usted. Es bastante de todas maneras. Casi 4 mil pesos mexicanos a la semana.
Momento. Aún le faltan otros pequeños "detalles" : Tendrá que buscar un sitio dónde vivir. No importa que se arrejunte con parentela, todos le cobrarán de perdido algo para la renta.
Un departamento de un cuarto, baratito, le sale en Texas como 400 dólares al mes, mínimo. Si es de dos recámaras, serán unos 600 dólares. Mínimo.
Y me refiero a departamentos baratitos, en barrios no muy buenos. Más bien amoladones. O sea que no espere ver güerotas manejando convertibles en la tienda de la esquina, como se ve en películas de Beverly Hills. Más bien espere ver patrullas haciendo redadas, o escuchar balazos en la madrugada. ¿Qué esperaba a ese precio?
Aparte piense en el pago de la luz: Le saldrá como unos $100 al mes, o menos, dependiendo de cuánto gaste. Algunos departamentos ya traen el gasto incluído. Otros no.
O sea, de esos $380 que ganó a la semana, debe apartar de perdido $80 para renta y luz, cada semana. Le quedarían como $300.
Ta güeno, dirá. Aún así es un fregadal.
Péreme. ¿Cómo va a ir a trabajar? Si vive en Texas o California, no puede andar a patín. La zona metropolitana de Dallas-Fort Worth, por ejemplo, tiene 9 mil millas cuadradas (más de 14 mil kilómetros). Es más extensa que todo el estado de Querétaro. Imagínese andar en camión o a pie, una tortura.
En Estados Unidos, casi todo mundo debe comprar un carro, si quiere moverse. Ya no para figurear, sino simplemente para ir a trabajar.
No necesita un carro nuevo, claro. Un carrito viejón, digamos de 5 años atrás le servirá, y le costará como unos 5 mil dólares. O hasta menos. Si consigue crédito le puede salir "bara", pero acuérdese de que va a llegar aca de mojado, sin seguro social, ni residencia permanente ni historial de crédito, o documentos que le permitan sacar financiamiento.
Así que tendrá que ir a un lote de carros de segunda, donde seguramente le hincarán el diente con un alto interés desde el principio. Puede esperar pagar mínimo unos $160 al mes, más intereses, por el carrito, por unos dos años, y eso si paga unos mil dólares al chas-chás.
O sea, serán como 50 dólares a la semana. Le quedarán entonces $250 dólares.
Pero necesitará vestirse. Aunque sea ropita usada, de segunda mano, cuesta. Un pantalón barato le sale mínimo 10 dólares. Y eso en oferta. Una camisa puede costarle mínimo 7 dólares, unos zapatos unos 30 dólares si no es muy exigente. Pero si necesita ropa para el trabajo deberá comprarla resistente, lo que le saldrá más caro.
Si se compra un pantalón y una camisa cada mes, y unos zapatos de vez en cuando (y me estoy yendo bajito), necesitará invertir de perdis 200 dólares repartidos en seis meses. (Sin contar extras, como ropa interior- menos que quiera andar a ráiz-, calcetines, etc.)
O sea, como 25 dólares a la semana, si lo divide. Le quedan 200 dólares. Con eso la hago, pensará.
Le falta algo: Aún no ha comido.
Si es frugal, y tiene quién le cocine, podrá ahorrar bastante si va al súper, a Wal-Mart o a Fiesta. Comprando sardinas, comida enlatada y verduras puede pasársela.
Pero eso es lo ideal. La realidad en cambio, es que la mayoría de los inmigrantes somos hombres solos, que dejamos a la familia en México. Trabajamos todo el día, y por eso muchos comemos en la calle.
En McDonald's, por ejemplo, el paquete más barato le sale en $4.50 dólares. Y eso si usted no traga como mastodonte. Si es de buen diente, necesitará más que eso, o atiborrarse de refresco. Pero pongamos que necesita 5 dólares por cada comida. Son 15 dólares diarios si come tres veces.
Allí ya se le fueron 100 dólares a la semana. Le quedan 100 dólares. Como mil pesos a la semana. Lo cual no está mal... para México. Pero recuerde que está en Estados Unidos.
¿Y la gasolina? Quite de perdido 25 dólares a la semana. Si le gusta andar dando el rol con los cuates, va a gastar más. Si le encantan las "trocas" de ocho cilindros esos 25 dólares pueden ser 50 ó hasta 100. Pero pongamos $30, como promedio. Le quedan 70 dólares.
Pero acuérdese que necesita comprar seguro de auto. Es obligatorio, no es de que quiera. Si lo detiene un policía, puede esperar una multota de 200 a 500 dólares por no tener seguro, si no es que le quitan el auto y se queda con la deudota de pagarlo.
Hay que pagar al menos 80 dólares al mes en seguro, y eso usando el plan más básico. O sea 20 a la semana. Le quedan 50 dolaritos.
50 dólares, libres de polvo y paja, de esos 480 originales es algo, dirá. Ya la hice.
¿Y qué, no les va a mandar algo a la familia en México? ¿O qué, lo mandaron acá de vacaciones? ¿Todo pa'Miguelito? Claro que no.
¿Cuánto necesita su familia para sobrevivir en México? Usted haga cuentas. Cada caso es distinto, pero tome en cuenta sus gastos en México: Renta, luz, agua, comida, ropa, uniformes, zapatos y cuadernos pa' los chiquillos.
Le quedan 50 dólares cada semana. Serían como 100 a la quincena. 200 dólares al mes.
El paisano promedio envía entre 250 a 350 dólares al mes a México. A veces hasta más. Si a usted le quedan $200 al mes, eso será lo que tendrá que mandar, ¿no?
¿Quihubo? ¿Ya sacó la cuenta? ¿Su familia vivirá bien con 3 mil pesos al mes?
Hay que aclarar que estas cifras no se basan en un cálculo matemático exacto. Es, como dije, una aproximación, no de un experto economista, sino de un mexicano que vive y trabaja aca desde hace años.
Estas cifras tampoco toman en cuenta que usted sea gastador. Que usted sea tragón, o que le guste vestir bien. Tampoco que le dé por irse de borrachera cada fin de semana con los cuates, ni que le entre a los cigarros.
No, este presupuesto se basa en un estilo de vida frugal, casi como de monje tibetano. Subsistiendo con lo básico.
Hay otro aspecto que no incluímos: Deudas. Tiene que pensar en pagarle al pollero que lo traiga. Esos cobran generalmente de 1,500 a 2,500 dólares, una parte antes y el resto al llegar. Y eso lo debe descontar de su salario.
Además, estamos suponiendo que usted va a hallar chamba luego luego, lo cual no siempre pasa. Y que le van a pagar un sueldo de 15 dólares a la semana, lo cual no es raro pero tampoco es tan común. Si agarra chamba de lavaplatos, su salario se reducirá entonces a la mitad.
Estas cifras son para el mejor de los casos. No siempre sale igual. Siempre hay gastos imprevistos, que dan al traste con cualquier presupuesto. Por ejemplo, que se caiga en la chamba y se rompa una pata, o que se le desviele el carro por destartalado.
Bueno, ¿ya hizo bien sus números? Viendo todo esto, ¿le sigue costeando el riesgo de venir hasta aca, arriesgando su vida (o la de su familia) en el desierto? ¿Enfrentándose al calor, la sed, los asaltantes, la Migra?
Si aún después de sumar y restar cree que vale la pena venirse, de todas formas piénselo bien. No soy aguafiestas, pero alguien tiene que hacerla de abogado del Diablo. No todo lo que les cuentan los "paisanos" que van a México de vacaciones es siempre cierto.
El cuento del "mojado acaudalado" puede sonar bonito, y hasta hacerse realidad de pronto. Pero para la mayoría de los inmigrantes, ese "mojado acaudalado" nunca pasará de ser una canción grupera. Nada más.

E-mail: cfzap@yahoo.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario